La ciudad ecuménica

Por: P. Ignacio Pérez del Viso

Comparte

A comienzos de septiembre se realizó en Buenos Aires el encuentro anual de la Comisión Episcopal de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso, con los colaboradores y delegados de las diócesis, clérigos o laicos. Alternaban las exposiciones con la presentación que hacía cada delegación. Son notables las diferencias según las regiones. En una, no parece conveniente utilizar el término “Ecumenismo” porque les suena, a algunos pastores, como un operativo de la Iglesia católica para absorberlos. Prefieren entonces hablar de “Diálogo”. Pero aclaro que, fuera de algunos casos, el término “Ecumenismo” ha logrado una aceptación universal.

Además de la relación entre las Iglesias, nos ocupamos de la relación entre las Religiones, ante todo con nuestros queridos hermanos judíos. Después del Concilio Vaticano II comenzamos a llamarlos nuestros “hermanos mayores”, al menos porque históricamente nacieron mil años antes. De modo similar, algunos llamaban “hermanos menores” a los musulmanes, porque fueron posteriores. Pero un experto hizo notar que la primera expresión puede caerles mal a los judíos. En la Biblia hay numerosos casos en los que Dios prefiere al menor, para significar que la herencia de las promesas no pasa por un derecho de primogenitura sino por una libre elección de Señor. Abraham fue el padre de Ismael e Isaac. Éste fue el padre de Esaú y de Jacob. Y así podríamos continuar. No debemos entonces dejar la impresión de que Dios hizo a un lado a los judíos, para preferir a los cristianos.

Ahora bien, lo mejor del encuentro fue el compartir experiencias. Una de las más interesantes fue la de la delegación de la diócesis de Reconquista, al norte de Santa Fe. En los últimos años se han multiplicado allí los actos realizados en forma conjunta por dirigentes de diversos cultos, para bendecir los bienes de la comunidad, como hospitales o escuelas, o para dar gracias en acontecimientos patrios. El 9 de julio de 2013 tuvo lugar un Te Deum muy especial. El Concejo municipal, a instancias de Ejecutivo local, declaró a Reconquista “Ciudad Ecuménica” y colocaron un monolito con una placa en la plaza principal, que recuerda esa declaración. El intendente dijo que, así como hay un solo cielo para todos, hay una sola ciudad de Reconquista para todos, respetando las diferentes tradiciones. Creo que este evento rescata los valores religiosos como patrimonio de toda la comunidad, superando un laicismo mal entendido que procura barrer lo religioso de la vida de la sociedad.

En sintonía con este evento, el presidente de la Comisión Epìscopal, Mons. Carlos Ñáñez, arzobispo de Córdoba, habló de su participación en un encuentro de obispos del continente, donde surgió la idea, con la participación de un rabino, de presentar a América Latina como una zona donde conviven en paz y armonía las diversas tradiciones religiosas y culturales. No debemos importar problemas, dijo, sino exportar soluciones.

* Jesuita. Profesor de Teología.

Francisco retoma su agenda en Roma

ENCUESTA DEL MES

¿Debe la Iglesia en la Argentina propiciar grandes acuerdos para después de las elecciones de octubre?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

Enigmas de la Biblia 17 - Ariel Alvarez Valdes - Editorial San Pablo

Enigmas de la Biblia 17 - Ariel Alvarez Valdes - Editorial San Pablo

Los interrogantes sobre hechos de la Biblia son respondidos por el autor con fundamentos teológicos

De la conexión a la comunión - Mariel Caldas - Editorial Stella

De la conexión a la comunión - Mariel Caldas - Editorial Stella

El desafío de transmitir la Buena Noticia en la cultura digital

El primer amor del mundo – Fulton J. Sheen – Editorial Lumen

El primer amor del mundo – Fulton J. Sheen – Editorial Lumen

La vida de la Virgen María como ideal de mujer y madre elegida por Dios

Orando con el Cura Brochero – Santiago Olivera- Editorial Ágape

Orando con el Cura Brochero – Santiago Olivera- Editorial Ágape

La particular forma de rezar del Cura gaucho donde se descubre su profunda espiritualidad

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Bergoglio, el pueblo y el populismo

Por: José María Poirier *

Un pueblo adulto, no un rebaño.

Por: P. Jorge Oesterheld