Januká. Los pocos contra los muchos.

Por: Mario E. Cohen

Comparte

¿Qué es la fiesta hebrea de las luminarias o Janucá que se celebra hasta el 20 de diciembre? Es la evocación de la primera lucha por la libertad religiosa que se conoce en la historia de la humanidad. Un hecho ocurrido hace unos 22 siglos atrás.

La tierra de Israel estaba gobernada por conquistadores  greco sirios. Uno de ellos Antíoco IV  se impuso helenizar por la fuerza al pueblo hebreo y para este objetivo dedicó  el Templo de Jerusalén a Zeus, prohibió las festividades, la circuncisión y la lectura de la Torá. La situación llegó al extremo  –se comenta que - “El Templo estaba lleno de desórdenes y orgías por parte de los paganos que holgaban con prostitutas e… introducían allí cosas prohibidas”  (I Macabeos, VI, 2 al 5). Y en otro párrafo se señala que Antioco “llegó a Jerusalén con un fuerte ejército. Entró con insolencia en el santuario y se llevó el altar de oro y el candelabro de la luz con todos sus accesorios (lo subrayado es nuestro)…Partió para su tierra después de derramar mucha sangre y de hablar con insolencia” (I Macabeos, I, 20 al 24)

Aquí comenzó la rebelión popular. Un sacerdote llamado Matitiahu con sus cinco hijos huyó a las montañas y enfrentaron al poderoso ejército greco sirio en una serie de guerra de guerrillas. Poco a poco se unieron a ellos otros judíos que deseaban vivir de acuerdo con la tradición bíblica.

Pasaron dos años de duros enfrentamientos. Finalmente, de la mano de un gran estratega, Yehudá (Judá)  Macabí o Macabeo, los judíos  entraron victoriosos al Templo de Jerusalén, destruyeron el altar pagano y purificaron los utensilios profanados. El 25 de Kislev del año 165 (a. E. C.) encendieron por primera vez en muchos años el Candelabro. Aquí ocurrió lo que la tradición llama el milagro de Janucá, la vasija que contenía aceite para un día alcanzó para los ocho días.

¿Por qué la luz?

En síntesis, Janucá recuerda el heroico  levantamiento de unos pocos y la posterior reinauguración del Templo de Jerusalén. La palabra Janucá significa “inauguración” o “dedicación”. Se ha dado otra explicación al nombre de la festividad. En efecto, Janucá, tiene las mismas consonantes que “jinuj” =educación. Es decir educar para la libertad y contra la opresión. La epopeya de los macabeos  sigue siendo ejemplo hasta nuestros días. En la academia de West Point se encuentra una estatua de Yehudá Macabí entre los grandesestrategas de la historia. Teodoro Herzl, creador del sionismo político, profetizó que el Estado Judío  “resurgirán los macabeos”.

Dice la tradición judaica que “un haz de luz tiene el poder de disipar una enorme oscuridad”. Tanto es así que, si recordamos los sucesos del Génesis, la primera creación después de los cielos y la tierra fue la luz. Asimismo, en la visión profética la luz adquiere un carácter idealizado; de este modo, el profeta Isaías señala que en los tiempos por venir “la luz de la luna será como la luz del sol y la luz del sol septuplicada como la luz de siete días” (Isaías XXX, 26). Y de acuerdo con la Cabalá hebrea, el hombre guarda en sí una chispa de luz divina.  El candelabro no solo contiene luz, se convierten en una fuente de luz para los que desean percibirla.

(*) Presidente del Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí. CIDICSEF

15 AÑOS DEL SUPLEMENTO VALORES RELIGIOSOS

ENCUESTA DEL MES

¿Cree que el cambio de autoridades en el Episcopado destrabará el viaje del Papa a la Argentina?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

¿Quién soy yo para juzgar? - Papa Francisco - Editorial Origen

¿Quién soy yo para juzgar? - Papa Francisco - Editorial Origen

Una invitación a reflexionar sobre temas de la realidad social desde la tolerancia y la compasión

De la conexión a la comunión - Mariel Caldas - Editorial Stella

De la conexión a la comunión - Mariel Caldas - Editorial Stella

El desafío de transmitir la Buena Noticia en la cultura digital

El primer amor del mundo – Fulton J. Sheen – Editorial Lumen

El primer amor del mundo – Fulton J. Sheen – Editorial Lumen

La vida de la Virgen María como ideal de mujer y madre elegida por Dios

Orando con el Cura Brochero – Santiago Olivera- Editorial Ágape

Orando con el Cura Brochero – Santiago Olivera- Editorial Ágape

La particular forma de rezar del Cura gaucho donde se descubre su profunda espiritualidad

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Bergoglio, el pueblo y el populismo

Por: José María Poirier *

Un pueblo adulto, no un rebaño.

Por: P. Jorge Oesterheld