Entre el cielo y la tierra

La Iglesia en el país sale al cruce de las críticas

Por: P. Guillermo Marcó

Tras su última asamblea plenaria del año, los obispos aclararon que no son “un partido político”, sino que miran la realidad como pastores. El ejemplo de Angelelli y la actitud de renunciar al aporte del Estado.
Comparte

En las parroquias, en las redes socia- les y en los encuentros personales se percibe un malestar creciente de mucha gente con el Papa y algunos obispos, varios de ellos pertenecientes a la cúpula del Episcopado, que vienen teniendo encuentros y haciendo gestos hacia líderes opositores, sindicalistas y otros dirigentes, muchos de ellos de dudosa reputación.

Al concluir recientemente su 116° Asamblea Plenaria los obispos afirmaron: “No somos un partido político, ni del Gobierno, ni de la oposición, sino que miramos la realidad desde nuestro ser pastores, y como la miramos con la responsabilidad de predicar el Evangelio y en el centro del Evangelio están los pobres, es natural que nosotros tengamos en este momento de la vida nacional una preocupación particular por tantísimos hermanos que no llegan a fin de mes, por todos aquellos que están fuera del mercado laboral y por lo que más sufren . La democracia -añaden- tiene una deuda social, siempre están postergados los más pobres...”. Hasta aquí las palabras del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Oscar Ojea.

Los católicos deberíamos preguntarnos qué esperamos de nuestros pastores:

A) Que se callen y sean complacientes con el poder de turno.
B) Que denuncien situaciones de injusticia.
C) Que solo se dediquen a predicar el Evangelio olvidando la situación social.
D) Que se ofrezcan para ser funcionarios y arreglar las calamidades que denuncian. (como Lugo, que fue presidente de Paraguay).

Creo que para tener en claro algo más allá de la coyuntura conviene analizar otras dos cuestiones de las que se hablaron durante la asamblea de obispos: La próxima beatificación de quien fuera obispo de La Rioja, Enrique Angelleli, y la renuncia progresiva al aporte económico que el Estado Nacional le hace a los obispos, las parroquias de frontera y los seminarios diocesanos.

Durante la dictadura militar la mayoría del Episcopado hizo un silencio complaciente, salvo obispos como Jaime De Nevares, Miguel Hesayne, Jorge Novak o Angelelli, que tuvieron una actitud de denuncia que fue muy mal vista por no pocos de sus pares. La predica y las acciones de Angelelli en favor de los más pobres en una provincia eternamente pauperizada, su apoyo a la organización sindical minera y a los peones rurales, así como el hecho de celebrar la misa de Navidad en barrios humildes y no en la catedral, le valieron el mote de “obispo rojo”.

Angelelli encontró la muerte al regresar del entierro de dos de sus sacerdotes que habían sido asesinados y que también serán beatificados. El Episcopado lo había dejado solo y tras su muerte juzgó que –como decía el Gobierno militar-se debió a un accidente automovilístico. Nuevas investigaciones probaron su asesinato y el Papa Francisco activó entonces el causal de beatificación por martirio. Equivocado o no, Angelelli se jugó por lo que creía que era el eco del Evangelio para su tiempo. Es decir, estar del lado de los pobres y no callarse por miedo a quienes tenían el poder y que acabaron con su vida.

En cuanto al aporte del Estado, los obispos renuncian a la asignación mensual. ¡Bienvenida sea la independencia! Es hora de que el laicado con recursos se arremangue y haga como los evangélicos y los judíos: que sostenga a su culto, dejando de dar en la colecta $ 10 con los que hoy no se compra ni un caramelo.






Video del Papa: Al servicio de la transmisión de la fe

ENCUESTA DEL MES

¿Deben las personas de tendencia homosexual acceder al sacerdocio?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

La tilma de la Morenita - Claudio Perfetti - Edit. Paulinas y Santa María

La tilma de la Morenita - Claudio Perfetti - Edit. Paulinas y Santa María

Breve antología de los principales documentos sobre la Virgen de Guadalupe

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Herramientas para que los adultos puedan responder ante este delito

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

Una selección de textos, discursos y homilías de Jorge Bergoglio

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

Una reflexión filosófica sobre la educación y el rol de los educadores

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Bergoglio, el pueblo y el populismo

Por: José María Poirier *