Miércoles 19.12.2018

encuesta de pew research

A cinco años de su elección, el Papa goza de aceptación en EE.UU.

Un 84% de los católicos estadounidenses tiene una opinión favorable de Francisco. Lo valoran por ser "compasivo y humilde". Pero pierde adhesión entre los conservadores. También baja la cantidad que cree que está haciendo un gran cambio en la Iglesia.
Comparte

A cinco años de haber sido elegido como sucesor en el papado de Benedicto XVI, Francisco sigue teniendo un alto nivel de aceptación en Estados Unidos; sin embargo, sobre todo entre los católicos Republicanos, comienza a haber signos si no de descontento, sí de pérdida de adhesión en algunos renglones.

Opiniones encontradas

Así lo demuestra la nueva encuesta del Pew Research Center (PRC), publicada el martes 6 de marzo y elaborada en el mes de enero, justamente tras el viaje del Papa a Chile y Perú, y el manejo mediático del caso del obispo Barros.

La mayoría de los católicos estadounidenses (84 por ciento) tiene una opinión favorable del ministerio de Francisco. En la opinión de este importante porcentaje de católicos (Estados Unidos es el cuarto país con mayor número de católicos del mundo) el pontífice argentino “representa un cambio importante, y positivo, para la Iglesia Católica Romana”.

Pero no todo es de signo positivo en la evaluación que hizo el PRC sobre el Papa. Los católicos conservadores ven a Francisco desfavorablemente, y piensan que es “demasiado liberal e ingenuo”.

De cada cien católicos estadounidenses, 84 no han variado su opinión positiva sobre Francisco (cuando cumplió su primer año de papado, en 2014, eran 85 de cada cien los que tenían una visión positiva).

Por el contrario, de 2014 a 2018, la opinión desfavorable creció de cuatro a nueve de cada cien católicos estadounidenses.

Compasivo, humilde

Por otra parte, aproximadamente nueve de cada diez católicos estadounidenses describen al Papa Francisco como “compasivo” y “humilde”. En esto no ha variado en los últimos tres años (94 por ciento lo consideraban y lo consideran “compasivo” y 91 por ciento “humilde”).

Y aunque la cantidad de católicos en los Estados Unidos que piensan que el Papa Francisco representa un “gran cambio” para bien, ha descendido desde un punto alto en 2015, 69 por ciento, a 58 por ciento en 2018. Y en la contraria, que Francisco es un “gran cambio” pero para mal, ha pasado de tres a siete por ciento en los últimos tres años.

Pero mientras Francisco sigue siendo muy popular, “hay signos de que los católicos estadounidenses están menos enamorados de él de lo que solían estarlo”, dice el análisis del PRC. En efecto, en la encuesta recientemente realizada, la proporción de católicos estadounidenses que dicen que el Papa Francisco es “demasiado liberal” ha aumentado 15 puntos porcentuales entre 2015 y 2018. Ha pasado del 19 al 34 por ciento.

Y aproximadamente una cuarta parte de los católicos estadounidenses (24 por ciento) ahora dicen que es “ingenuo”, frente al 15 por ciento que lo definía así en 2015.

Durante el mismo período, sigue diciendo el análisis del PRC, la proporción de católicos estadounidenses que otorgan al Papa Francisco calificaciones de “excelente” o “buena” por su manejo del escándalo de los abusos sexuales por sacerdotes, disminuyó de 55 al 45 por ciento.

También ha habido disminuciones similares en la proporción de católicos que le dan al Papa una calificación positiva en “difundir la fe católica” y en “defender los valores morales tradicionales”, aunque, en general, continúa cosechando más elogios que críticas en estos frentes.

Fuente: Aleteia