Miércoles 14.11.2018

Derivaciones de la misa con los Moyano

Ahora buscan involucrar al Papa en el "Lujanazo" con una foto

La Alameda difundió una imagen de Francisco cuando firmaba una camiseta con el lema de la celebración en Luján tras la audiencia general ante el pedido de una dirigente de la ONG. Fuentes vaticanas dijeron que es habitual que se le acerquen objetos.
Comparte

Cuando todavía perduran los ecos de la polémica misa que el arzobispo de Mercedes - Luján, Agustín Radrizzani, ofició a pedido de varios sindicatos muy críticos del Gobierno, la organización La Alameda difundió una foto del Papa Francisco firmando una remera con la consigna del "Lujanazo", tomada tras la audiencia general de este miércoles cuando saluda a los que están en las primeras filas.

Fue en la plaza San Pedro del Vaticano, siempre llena de peregrinos que se acercan a participar de la catequesis semanal, donde el Papa le firmó una camiseta ante el pedido de la dirigente Ximena Rattoni de la ONG que dirige Gustavo Vera, ex legislador porteño y a quien se le atribuye una amistad con Jorge Bergoglio desde su época de arzobispo de Buenos Aires.

Tras el revuelo que causó la misa, ya que se interpretó como un respaldo eclesiástico a sectores de la oposición -varios conspicuos referentes se ubicaron en primera fila- y a los sindicalistas Hugo y Pablo Moyano, asesiados por causas judiciales, la Iglesia salió a aclarar que detrás de la movida no estab el pontífice.

Fuentes vaticanas señalaron que es habitual que al final de la audiencia general de los miércoles, cuando el Papa pasa saludando a quienes están en las primeras filas, se le acerquen todo tipo de objetos para ser bendecidos o firmados, pero que las interpretaciones posteriores corren por cuenta de quienes las hacen.    

En Twitter, la ONG difundió: “El #PapaFrancisco hace instantes firmó la remera del #Lujanazo con el lema #Paz, #Pan y #Trabajo de la #Multisectorial21F. Nuestra compañera @laflacarattoni llevó la remera y habló unos minutos con el Papa argentino”.

"Hemos tenido el orgullo de llevar la remera que usamos para ir a Luján los trabajadores, que pedía por 'paz, pan y trabajo' para todos en Argentina", contó Rattoni. Y agregó que le plantearon la importancia de su bendición.

El sábado 20 de octubre, Hugo y Pablo Moyano con las columnas de camioneros, organizaciones sociales, sindicales y el kirchnerismo, se movilizaron a la Basílica de Luján, donde el arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, celebró una misa.

La “misa de Moyano” desató una polémica por la actitud de la Iglesia mostrándose con la oposición y condimentada por la actitud del propio Pablo Moyano, al expresar que “no se podría haber realizado esta movilización en la Basílica de Lujan sin la venia del Papa”.

Pero los obispos despegaron a Francisco de la contienda política local. El celebrante, Agustín Radrizzani, dijo que “la decisión –de autorizar la misa- la tomé directamente yo”. Y agregó: “El Papa no me habló ni yo lo llamé”.

Luego, a través de un comunicado, amplió: “Frente a los últimos comentarios, deseo aclarar que el Papa Francisco no ha tenido ninguna injerencia, la decisión de realizar la celebración de la misa en Luján fue absolutamente mía".

El presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, también declaró que el Papa no estaba detrás de la polémica misa, si bien defendió la decisión de celebrarla cuando se pie "pan, paz y trabajo".  

Fuente: VR