estuvo 18 años al frente de la arquidiócesis

Ante una numerosa concurrencia, Aguer se despidió de La Plata

El arzobispo fue aplaudido en su última misa con los fieles que dirigió desde el año 2000. En la catedral, varios sectores le dieron las gracias por encabezar “acciones concretas y trascendentes” para toda la comunidad platense.
Comparte

Ante una Catedral repleta, Héctor Aguer le puso punto final este domingo a su gestión al frente del Arzobispado de La Plata. Sacerdotes, laicos, y vecinos de diferentes barrios de la región se acercaron al templo mayor para escuchar la última misa del arzobispo emérito que le dio su impronta a la arquidiócesis local, con distintos proyectos vinculados a la asistencia en barrios carenciados y polémicas que lo tuvieron como protagonista con diversos temas.

A las 12 en punto, apareció Aguer precedido por una imponente entrada procesional al templo. Ante una Catedral colmada de fieles que le rindieron un homenaje y emotiva despedida al ex titular del arzobispado local.

Aguer presentó el 24 de mayo pasado su renuncia como máxima autoridad del arzobispado platense al Papa Francisco al cumplir 75 años, la edad límite establecida por la normativa eclesiástica.

De acuerdo al Código de Derecho Canónico que rige a la Iglesia Católica, a los 75 años los obispos deben elevar su dimisión ante sus superiores inmediatos, quienes deciden si deben continuar en los cargos o si se las aceptan.

Al presentar su renuncia Aguer explicó que “está bien de salud, más lúcido y firme que nunca”.

Aguer se había convertido en arzobispo de la arquidiócesis de La Plata el 12 de junio de 2000.

Antes de llegar a La Plata fue obispo auxiliar de Buenos Aires entre 1992 y 1998; y recibió la ordenación episcopal en la Catedral de Buenos Aires el 4 de abril de 1992, por el entonces cardenal primado Antonio Quarracino.

Blasfemia, lealtad y aborto

En la liturgia del domingo, Aguer se refirió a la blasfemia (mencionó el episodio del ministro porteño que asistió a una exposición donde se lo vio comer un trozo de torta con la figura de Jesús y el cruce que esto generó con el arzobispo de Buenos Aires) y también habló sobre la lealtad y creencias, citando textos estrictamente religiosos. Entre las plegarias, pidieron ayer por “los niños por nacer” y para que “no se apruebe la ley del aborto”.

Aguer también expresó su profundo agradecimiento a diferentes sectores de la iglesia que lo acompañaron en sus 18 años de arzobispado en La Plata. A su vez, recibió emotivos mensajes de agradecimiento de distintos sectores de la comunidad. Un joven (que resaltó el acercamiento y las palabras que tuvo para la juventud en todo su ciclo); una mujer laica que tuvo fuerte protagonismo en la Pastoral Social y destacó la labor del sacerdote junto a los que menos tienen); de la hermana Diana que se refirió a las hijas de la Misericordia. También del obispo auxiliar Nicolás Baisi y del vicario General, monseñor Rodolfo O’Neill quienes valoraron su tarea en cada visita pastoral que realizó el arzobispo emérito a los diferentes barrios de la Ciudad y en las que dejó su marca con “acciones concretas y trascendentes”. Al finalizar la misa, Aguer saludó a cada uno de los fieles que se acercaron a la Catedral, en una emotiva despedida que incluyó varios tramos de cerrados aplausos.

En tanto, el próximo sábado a las 16, se realizará la misa de asunción de su sucesor, Víctor Manuel Fernández.


Fuente: El Día