Con motivo de la muerte del purpurado

Benedicto XVI elogia a uno de los cuatro cardenales críticos

Se trata del alemán Joachim Meisner, uno de los purpurados que objetó la comunión a los divorciados. Destaca su perfil "en un momento en el que particularmente la Iglesia tiene la necesidad de pastores que resistan la dictadura del espíritu del tiempo".
Comparte

El Papa emérito Benedicto XVI destacó en el mensaje para los funerales del cardenal de Colonia, Joachim Meisner, una convicción que tenía el fallecido purpurado: que "el Señor no abandona a su Iglesia, aunque, a veces, la barca esté repleta y a punto de zozobrar".

El cardenal alemán, que era su amigo, fue uno de los cuatro autores de los 'dubia' (dudas) sobre la exhortación apostólica "Amoris Laetitia" en la que el Papa Francisco permite la comunión a los divorciados en nueva unión bajo ciertas circunstancias. 

"Sabemos que él era un pastor apasionado, que el deber de pastor es difícil, justamente en un momento en el que la Iglesia tiene particularmente necesidad de pastores que resistan a la dictadura del espíritu del tiempo", dice Ratzinger.

"Pero el hecho que más me ha conmovido es que ha vivido en este último período de su vida con la certeza profunda de que el Señor no abandona a su Iglesia, aunque, a veces, la barca esté repleta y casi a punto de zozobrar".


Fuente: ANSA