En contraste con la gran expectativa popular

Colombia: críticas de católicos ultraconservadores al Papa

Lo consideran un pontífice "ilegítimo" y que "altera la fe". Aunque reconocen que son una pequeña minoría, ejercen influencia política y difunden su mensaje a través de la televisión por cable. Por ahora, no piensan sabotear el viaje papal.
Comparte

Van a misa, sus casas están inundadas de figuras religiosas y honran a Dios como su padre, pero los católicos ultraconservadores de Colombia consideran non grata la visita de Francisco.

Es el papa "ilegítimo", dicen en coro. Aunque reconocen que son una minoría, ejercen influencia política y difunden su mensaje a través de la televisión por cable.

Sus opiniones levantan polvareda en un país de 48 millones de habitantes y de mayoría católica, que el pontífice visitará desde el miércoles y por cuatro días para apoyar la paz y la reconciliación.

"Como dicen los diplomáticos, es non grata la visita. ¿Por qué? Porque un falso papa, un falso profeta de Dios, en vez de traer bendiciones para el país, es de esperarse que traiga maldiciones y traiga males", dijo a AFP el catedrático y ex aspirante presidencial José Galat.

Este hombre calvo y de lentes gruesos cree que el pontífice argentino va en contravía del Evangelio y de la autoridad de Cristo, y es la cabeza visible de este sector que tiene su vocería en el canal privado internacional Teleamiga.

De 89 años, Galat presenta un programa semanal de hora y media que tiene una audiencia de 400.000 televidentes, desde el cual cuestiona las declaraciones de Francisco.

Los "ultra" se abstienen de llamarlo santo padre, sumo pontífice o Papa. Para ellos es Bergoglio a secas y además es el falso profeta que según la Biblia otorga poderes a Satanás en el final de los tiempos.

Aseguran que su elección como alto jerarca fue el resultado de una confabulación mafiosa y reformista. Y lo señalan de populista, masón, marxista o illuminati. Teorías desestimadas tajantemente por el Vaticano.
Por los comentarios y opiniones de Galat, la Conferencia Episcopal de Colombia publicó un comunicado a finales de julio en el que lo señalaba de "herir gravemente la comunión de la Iglesia" e incurrir e inducir a otros en un cisma.

Para esta gente, los actos y declaraciones de Francisco alteran la fe. No le perdonan que contradiga lo escrito en la Biblia, como apuntar a que todo el mundo puede salvarse, negar la existencia del infierno, mostrarse partidario de darle más espacio a la mujer en la Iglesia y de acercarse a los gais y divorciados.
"Es un populista de la fe, quiere darle contentillo a todo el mundo", indica Galat.

El grupo no prevé sabotear la visita del papa, y solo pretenden ignorarlo. 


Fuente: AFP