Buenos Aires replica el caso nacional

Educación sexual: también en la Provincia hay polémica

En junio, un proyecto de modificación de la ley de ESI que vulnera los valores de cada colegio fue votado en la Cámara de Diputados bonaerense. Pero ante el malestar que los evangélicos expresaron a Vidal, la gobernación frenó su avance en el Senado.
Comparte

 En junio, cuando se debatía el proyecto de legalización del aborto a nivel nacional, la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires le dio media sanción al proyecto de modificación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) para las escuelas, presentado por Guillermo Kane, del Partido Obrero, Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

La iniciativa obtuvo una cómoda media sanción, el 7 de junio pasado, y pasó al Senado provincial.

El proyecto fue presentado como una respuesta a la no aplicación de la Ley 26.150, vigente desde 2006 y que en la provincia todavía no tenía un marco jurídico.

Pero lo cierto es que el texto propone una “crítica a la perspectiva religiosa” y avasalla la libertad de los colegios expresada en el artículo 5 de la ley de ESI.

Uno de los principios de la ley proyectada es que "la educación sexual debe abonar a esa toma de conciencia a través del debate con un abordaje laico y científico y la crítica a toda perspectiva religiosa, discriminatoria o coercitiva en la sexualidad y a todas las formas de abuso y violencia sexual" (art.3°, inciso c).

La religión queda asociada a la discriminiación, cuando de hecho la religiosidad es la que queda estigmatizada en el texto de la ley.

También, el artículo 4° establece que "la Educación Sexual Integral, Científica, Laica y con Perspectiva de Género será de carácter obligatorio, como materia con espacio curricular propio y contenidos transversales en todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo de la Provincia". Artículo innecesario, ya que en la ley de 2006 la ESI ya es obligatoria.

Otra innovación de la reforma propuesta es que, en todas las instancias -diseño curricular, actividades, control de  cumplimiento- está prevista la participación de "los centros de estudiantes, los sindicatos docentes, las organizaciones de los derechos de las mujeres y de la diversidad sexual, y de género y (finalmente) de especialistas en la temática.

Se crea un organismo de aplicación que no sólo deberá velar por el cumplimiento de la ley sino del que se espera, ambiciosamente, que asegure "el efectivo cumplimiento del derecho a la libertad sexual; el derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexual; el derecho a la privacidad sexual; el derecho a la equidad sexual; el derecho al placer sexual; el derecho a la expresión sexual emocional; el derecho a la libre asociación sexual: el derecho a la toma de decisiones reproductivas libres y responsables; el derecho a la información basada en el conocimiento científico y [de nuevo] la crítica a toda perspectiva religiosa; y el derecho a la atención de la salud sexual" (art. 5°, inciso b).

"Son los protagonistas de la lucha para barrer con los bloqueos que se han interpuesto en el dictado de educación sexual. Ante la resistencia de la Iglesia, que incluso tiene a representantes de su ala más reaccionaria en el gabinete de Vidal”, apuntó el legislador.

En ese sentido, la modificación establece la obligatoriedad de que dos horas semanales se destinen a la “reflexión y el trabajo de contenidos vinculados a educación sexual integral, laica, científica y con perspectiva de género, libre de prejuicios religiosos y oscurantistas”.

El diputado argumentó que “solo dos de cada 10 alumnos de la provincia recibe ESI, y ello un promedio de dos horas anuales”.

Si es cierto que ocho de cada diez alumnos no reciben clases de Educación Sexual, se trata de un porcentaje que superaría ampliamente al número de alumnos que asiste a escuelas privadas confesionales, por lo que el problema estaría más bien en las públicas; o tanto en unas como en otras.

El proyecto quedó sin embargo frenado por el gobierno de María Eugenia Vidal, después de que referentes evangélicos se quejaran ante la gobernadora y el mismo Macri por el avance del proyecto en una reunión hace pocos días donde se les pidió a las iglesias que vehiculizaran la ayuda social.


Fuente: Agencias / Infobae