Miércoles 14.11.2018

DECLARADO HUESPED DE HONOR

El padre Opeka, en una villa porteña

Comparte

De visita al país, el sacerdote argentino Pedro Opeka -de una enorme obra de promoción social en Madagascar- recorrió el Barrio 20 de Villa Lugano, donde se está llevando a cabo un proyecto de urbanización. Durante la recorrida recibió el diploma que acredita que fue declarado Huésped de Honor de Buenos Aires.

El padre Opeka se detuvo a conversar con los pobladores, se interesó por el estado de las obras, recordó que de joven había trabajado junto a su padre, que era albañil, en el partido de San Martín y hasta jugó unos minutos al fútbol con unos chicos. En Madagascar utiliza el fútbol como una forma de sociabilización.

Lo acompañaron el secretario General del Gobierno de la Ciudad, Fernando Straface; la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri: el presidente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad, Juan Maquieyra, y el director de Cultos, Fernando Pugliese. “Sigan, sigan con el proyecto”, los alentó Opeka.