vigente desde el 2 de diciembre

El Papa apoyó la nueva traducción del Padre Nuestro en francés

La nueva versión dice "no nos dejes caer en la tentación" en reemplazo de "no nos sometas a la tentación". Francisco comentó que la anterior fórmula no era buena por prestarse a la interpretación de que Dios le tiende una trampa al hombre.
Comparte

El Padrenuestro, la oración cristiana más popular y que según el Evangelio es el mismo Jesús quien la enseñó a sus discípulos, causa polémica 20 siglos más tarde.

Ahora es el propio Papa quien se refirió a una de sus versiones, en coincidencia con una modificación en Francia.

La versión repetida hasta ahora en Francia alude a que Dios nos induce a la tentación, pero "no es una buena traducción", afirmó el Papa Francisco en el programa "Padre Nuestro", conducido por el sacerdote Marco Pozza, en el canal TV2000.

"También los franceses han cambiado el texto con una traducción que dice 'no me dejes caer en la tentación'; soy yo quien caigo, no es él que me empuja a la tentación para luego ver cómo me caí. Un padre no hace eso, un padre ayuda a levantarse rápido", afirmó Mario Jorge Bergoglio.

"El que te induce a la tentación es Satanás, ese es el oficio de Satanás", remarcó.

La alusión se debe a que desde el domingo en Francia se cambia la versión de la oración y en lugar de "no nos sometas a la tentación" pasa a decirse "no nos dejes caer en la tentación", como en la versión en castellano.

En el programa el Papa dialoga con el joven capellán de la cárcel de Padua en la introducción de cada capítulo.

El programa nacido en colaboración entre la Secretaría Vaticana para la Comunicación y el canal de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI) tiene nueve capítulos y en los cuales el cura entrevista a personajes conocidos del mundo de la cultura y el espectáculo. De las respuestas del Papa al sacerdote Pozza nació también el libro "Padre Nuestro" (ediciones Rizzoli-Lev).

Sobre la controversia en torno a la oración más conocida del cristianismo se habló en estas semanas precisamente en Francia en la despedida al viejo Padrenuestro.

Tras años de discusiones sobre la traducción adecuada, la nueva versión no incluye más el pasaje "ne nous soumets pas à la tentation (no nos sometas a la tentación) y pasa a decirse "ne nous laisse pas entrer en tentation (no nos dejes caer en la tentación)".

Según escribió el diario Le Figaro, la primera fórmula hizo creer a las generaciones de fieles que Dios podía tender de ese modo una suerte de trampa, en la que pidiéndoles a ellos hacer el bien, los 'sometía' a la tentación del mal.

"La frase dejaba suponer que Dios quiere tentar al ser humano mientras Dios quiere que el hombre sea un ser libre", afirmó el obispo de Grenoble, monseñor Guy de Kerimel, citado en diario.

Luego de medio siglo -la polémica versión fue introducida en 29 de diciembre de 1965- la Conferencia Episcopal de Francia optó por la nueva traducción del Notre Père. Para ayudar a los fieles a memorizarla, fueron distribuidas decenas de miles de copias en las iglesias del país.

En rigor de verdad, también en Italia, en la versión de la Biblia de la CEI (2008), el paso "et ne nos inducas in tentationem" fue traducido por "Y no nos abandones a la tentación"; la edición del Misal Romano en lengua italiana actualmente vigente no incorpora este cambio. Pero ahora es el Papa quien apoya públicamente que se debería cambiar.


Fuente: ANSA