conferencia de prensa a bordo del avión

El Papa, cauto sobre la veracidad de las apariciones en Medjugorje

Dijo que las primeras, de 1981, deben "seguir estudiándose". Y que de las actuales todos "tienen dudas". En cuanto a los mensajes afirmó: "Prefiero a la Virgen madre que a la Virgen encargada de una oficina de telégrafos y que envía un mensaje cada día".
Comparte

El Papa Francisco se mantuvo cauto sobre la autenticidad de las apariciones marianas en la localidad bosnia de Medjugorje, según reconoció en el vuelo de regreso tras su visita al santuario de Fátima en Portugal.

En la tradicional rueda de prensa a bordo del avión, los periodistas le preguntaron a raíz de la celebración del centenario de las apariciones en Fátima cómo estaba la situación en el caso de Medjugorje, sobre el que la Iglesia aún no se ha pronunciado.

Francisco recordó que Benedicto XVI ya se ocupó del tema e hizo realizar un informe al cardenal Camillo Ruini que después se envió a los miembros de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que "nutrieron dudas" sobre la autenticidad de las apariciones marianas.

El Papa también precisó que las primeras apariciones en 1981 a algunas jóvenes "se deben seguir estudiando", pero que sobre las actuales todos "tienen dudas".

"Yo personalmente soy más malo", destacó, y agregó: "Yo prefiero a la Virgen madre que a la Virgen que se vuelve encargada de una oficina de telégrafos y envía un mensaje cada día", añadió.

Aunque destacó que hay que tener en cuenta el aspecto "pastoral y espiritual" de ese santuario, donde la gente acude en masa desde varias partes del mundo y hay conversiones.

“Hay gente que se convierte, que encuentra a Dios, que cambia de vida. Y esto no gracias a una varita mágica. Este hecho no se puede negar. Para ver esto, nombré a un buen obispo -el arzobispo polaco Henryk Hoser-, que tiene experiencia para ocuparse de la parte pastoral. Al final se dirá algo”, anunció el pontífice.


Fuente: Agencias