Miércoles 14.11.2018

A 300 años de la muerte de J. B. de La Salle

El Papa declara a 2019 Año Jubilar para la comunidad lasallana

En honor al patrono de los educadores y fundador de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, Francisco les concedió un año en el que se podrá ganar indulgencia plenaria visitando lugares lasalianos o donde se venere al santo.
Comparte

La buena noticia llega en el tricentenario de la muerte de San Juan Bautista de La Salle, fundador de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y patrono de los educadores: el Papa Francisco ha concedido el Año Jubilar Lasaliano, durante el cual se podrá obtener la indulgencia plenaria. El año jubilar tendrá inicio el 17 de noviembre, día de la dedicación del santuario de San Juan Bautista de La Salle en la casa general de Roma, y concluirá el 31 de diciembre de 2019 en el mismo lugar.

Las condiciones para obtener la indulgencia serán acercarse con corazón contrito al Sacramento de la reconciliación, cumplir una peregrinación al Santuario de San Juan Bautista de La Salle en Roma o en los lugares lasalianos, o visitar un lugar de culto en el cual se encuentre un altar, una reliquia, una estatua o una efigie de san Juan Bautista de La Salle.

Participar, durante la visita en los lugares lasalianos de culto, a la misa o a otra oración, como las Vísperas, el Rosario, Laudes, Vía Crucis, Adoración u oración personal, concluyendo con el Padrenuestro, el Credo y la oración a María.

Rezar según las intenciones del Papa Francisco en testimonio de comunión con la Iglesia universal. Comprometerse con obras de caridad, en particular en el espíritu lasaliano -como lo es ayudar a los niños y jóvenes que estén en dificultan material, educativa y espiritual- que expresen la conversión del corazón.

San Juan Bautista de La Salle

San Juan Bautista de La Salle nace en Reims, Francia, en el año 1651. Su compromiso indiscutido en la historia de la pedagogía lo posiciona como uno de los grandes innovadores de la escuela moderna. Funda escuelas populares cuando los Estados aun no tenían un sistema educativo.

Promueve el trabajo en equipo, compromete a los educadores para que estén en medio de los chicos de la mañana a la noche. Su escuela es gratuita y centrada en la formación integral de la persona.
San Juan Bautista funda una congregación de religiosos enseñantes, no sacerdotes y crea centros formación para la preparación de los enseñantes. Muere el ‎7 de abril de 1719 a los 68 años. En el año 1950 el Papa Pío XII lo proclama “Patrono de los educadores”.

Hoy la congregación cuenta con 3.652 hermanos, divididos en 681 comunidades religiosas. Los colaboradores laicos son más de 100 mil quienes, junto a los religiosos, enseñan a más de un millón de alumnos. Las escuelas lasalianas están presentes en 80 países en los cinco continentes.

Fuente: Vatican Media