era obispo emérito de maguncia

El Papa dio su pésame por la muerte del cardenal Karl Lehmann

Francisco se solidarizó con toda la comunidad de la diócesis de Maguncia. Sobre del purpurado que fue presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, destacó su preocupación por "la apertura a los desafíos de los tiempos".
Comparte

La Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció el fallecimiento, el domingo 11 de marzo por la mañana, del cardenal Karl Lehmann, del Título de San Leone I, obispo emérito de Maguncia (Alemania).

El cardenal Karl Lehmann es considerado una de las figuras más destacadas de la Iglesia católica de Alemania de la última mitad de siglo. Falleció a los 81 años tras sufrir el pasado mes de septiembre un derrame cerebral que complicó enormemente su estado de salud.

El Santo Padre Francisco dirigió su telegrama de pésame a monseñor Peter Kohlgraf, obispo de Maguncia, expresando haber recibido con dolor la noticia de la muerte del cardenal.

"Expreso mis más sinceras condolencias a Usted y a los fieles de la diócesis de Maguncia, asegurando mis oraciones por el difunto cardenal, que el Señor ha llamado a sí después de una grave enfermedad y sufrimiento. En su larga actividad como teólogo y obispo, así como presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, contribuyó a plasmar la vida de la Iglesia y de la sociedad. Siempre se preocupó de la apertura a los interrogantes y los desafíos de los tiempos y de ofrecer respuestas y orientaciones a partir del mensaje de Cristo, para acompañar a las personas a lo largo de su camino, buscando lo que une más allá de los confines de las confesiones, convicciones y Estados. Jesús, el Buen Pastor, done a su fiel siervo el cumplimiento y la plenitud de la vida en su reino celestial. De corazón le imparto así como a todos aquellos que lloran y recuerdan en la oración al fallecido cardenal, la bendición apostólica. Papa Francisco".

Tras la muerte del cardenal Lehmann el Colegio Cardenalicio resulta constituido por 215 cardenales, de los cuales 117 son electores y 98, no electores.


Fuente: Vatican News