tras la primera reunión con los 34 prelados

El Papa envía a los obispos chilenos a reflexionar

Les entregó textos sobre el tema que los convocó a Roma: el abuso de poder, de consciencia y sexual perpetrado por clérigos. El Vaticano confirmó que Francisco les pidió orar y meditar. El miércoles se reunieron de nuevo y el jueves lo harán dos veces.
Comparte


El Papa Francisco entregó este martes a cada uno de los 34 obispos chilenos reunidos en el Vaticano textos para meditar acerca del tema por el cual fueron convocados.

El primer encuentro duró aproximadamente una hora y media, lo que llamó a atención de la prensa chilena que esperaba una reunión más extensa.

Un comunicado de la santa Sede señaló que "hoy, a las 16:00 (14.00 GMT), el Santo Padre se ha reunido con 34 obispos chilenos en el aula Paulo VI. Hay un nuevo encuentro previsto para la tarde del miércoles 16 de mayo, y habrá otros dos encuentros el jueves 17 de mayo".

La nota oficial agrega que "esta tarde, el Papa ha entregado a cada uno de los obispos el texto con los temas de meditación; desde este momento y hasta la próxima reunión, se abre un tiempo dedicado exclusivamente a meditar y orar".

El miércoles, los obispos se reunieron de nuevo con el pontífice a las 18:00 hora local (16:00 GMT), una cita a la que partieron en autobús con cuarenta y cinco minutos de antelación desde la residencia vaticana "Domus Romana Sacerdotalis", donde se alojan, y sin hacer declaraciones a la prensa que les esperaba a la salida. 

Los obispos fueron convocados a Roma por el pontífice para abordar la grave crisis de la Iglesia chilena sacudida por las denuncias de abusos sexuales, de conciencia y de poder, que el propio Santo Padre pudo palpar en su frustrada visita a Chile, en enero pasado.

El primer paso fue la oración. Así el Papa Francisco inauguró el marets la sesión de la tarde con los obispos chilenos para evaluar el escándalo de abusos a niños que se ha apoderado de la más alta jerarquía de la Iglesia del país sudamericano.Tras la bienvenida, "entregó a cada uno de los obispos -contó el director de la oficina de prensa del Vaticano, Greg Burke- un texto con algunas cuestiones sobre las que meditar, a partir de ahora y hasta la próxima reunión, por lo que se abre un tiempo dedicado exclusivamente a la meditación y a la oración".

Reflexión y oración, de este modo se abre una larga confrontación que debería conducir, en las intenciones del Papa, a la reconstrucción de la Iglesia chilena. No sólo debido a los posibles cambios en los vértices de las diócesis (constancia de que algunos obispos han llegado a Roma con la carta de su renuncia bolsillo), sino porque los casos y el escándalo fueron tan graves que han producido "heridas devastadoras", según lo dicho por la misma Santa Sede en los últimos días.

Junto al Papa esta tarde también estaba sentado, el cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Comisión Pontificia para América Latina. Él también lo acompañará en las próximas reuniones, dijo la Santa Sede.

Fuente: ANSA