Un anhelo que no quiere abandonar

El Papa ratificó que hay avances con Beijing y que desea ir a China

Lo afirmó en el vuelo de regreso a Roma tras su paso por Myanmar y Bangladesh. Precisó que avanzan las negociaciones políticas para normalizar la situación de la Iglesia católica en el gigante asiático y que hay intercambios culturales. Pidió "paciencia".
Comparte

El Papa Francisco ratificó su deseo de visitar China. Pero aclaró que actualmente no está en preparación” el viaje, si bien señaló que siguen adelante las conversaciones entre el Vaticano y China para normalizar la situación de la Iglesia católica en ese país y el vinculo con la Santa Sede y despejar así el camino para concretar su presencia.

En la rueda de prensa en el vuelo de regreso a Roma tras su paso por el sudeste asiático, Francisco subrayó que incluso se están produciendo intercambios culturales entre ambos países y hasta hay sacerdotes que enseñan en universidades chinas. Pero señaló que “se necesita paciencia”. 

El periodista Jean Marie Guenois  del diario francés Le Figaro le dijo si sus visitas a Myanmar, Corea, Filipinas, Sri Lanka, que limitan con China, no es un modo de aproximarse al gran país asiático, el Papa respondió:

“El viaje a China –puntualizó- no está en preparación, pueden estar tranquilos. Por el momento no está en preparación. Pero yendo a Corea, cuando me dijeron que estábamos cruzando tierras chinas y sí quería decir algo dije: me gustaría visitar China, me gustaría, no es algo oculto”.

Precisó que “las negociaciones con China son de alto nivel, culturales. Por ejemplo, en estos días hay una exposición de los museos del Vaticano en China. Luego habrá una. o ya hubo, no sé, de los museos chinos en el Vaticano. Hay pues relaciones culturales, hay científicos, profesores, sacerdotes que enseñan en universidades estatales chinas”.

“Luego –agregó- está el diálogo político, especialmente para la Iglesia china, con esa historia de la Iglesia Patriótica, la Iglesia clandestina, que debe ir paso a paso con delicadeza, como lo están haciendo, lentamente”.

Y completó: “Creo que en estos días comenzará una sesión en Beijing de la comisión mixta. Se necesita paciencia. Pero las puertas del corazón están abiertas. Y creo que será bueno para todos viajar a China, me gustaría hacerlo”.

Los jesuitas, a través de san Francisco Javier y, sobre todo, Mateo Ricci, buscaron con ahinco hacer pie en China. ¿Acaso otro jesuita concretará ese anhelo?


Fuente: agencias