otra iniciativa de fuerte valor social

El Senado aprueba una ley que facilita la donación de alimentos

Votó por unanimidad la Ley Donal, que permite a las empresas dar producción sobrante o con errores de empaquetado, deslindándolas de las responsabilidades luego de entregado. Afirman que ayudará a acabar con el hambre en la Argentina.
Comparte

Celebrada por muchos y criticada por otros, este miércoles la Cámara de Diputados aprobó la modificación de la "Ley Donal". La normativa busca que se multipliquen las donaciones de alimentos y que, en lugar de ser desechados, puedan llegar a las personas que más los necesitan. Es decir, a los millones de argentinos que pasan hambre.

La Ley 25.989 estipula quiénes pueden donar, qué productos y cómo debe hacerse el traspaso. Además, establece los derechos y las obligaciones de cada parte.

La novedad es que se reincorpora el artículo 9, que fue vetado en 2004. Este artículo deslinda de responsabilidad a los donantes por los daños y perjuicios que pudieran producirse, siempre y cuando la donación se hubiese efectuado de buena fe "sin ocultarse vicios de la cosa y contando con los controles bromatológicos" exigidos por el Código Alimentario Argentino.

De esta manera, busca que más compañías se animen a donar. "Es un resguardo para las empresas que ya venían donando, para que se sientan más seguras, y para muchas otras que quizás no se animaban por miedo a demandas posteriores", explica a Clarín Natascha Hinsch, directora ejecutiva de la Red Banco de Alimentos (REDBdA).

"Es histórico que las empresas dijeran: 'Si nosotros donamos a un comedor una lata que tiene un golpecito, pero que la comida está en buen estado, tenemos miedo de que nos hagan juicio'. Es histórico, sobre todo en las multinacionales, con sede afuera, que son muy estrictas y dicen: Ojo con lo que está abollado o si está cerca de la fecha de vencimiento", dijo a este medio Juan Carr, fundador de Red Solidaria.

"Esa cantidad de comida que se tiraba, ahora puede ser entregada legalmente a la escuela, al comedor, a Cáritas, a la Cruz Roja", continuó el referente solidario, quien celebró la medida. "Valoro mucho que nuestros legisladores -senadores y diputados de todos los partidos políticos- formen parte de una ley que piensa en los más pobres, que impacta en los más abandonados. Eso es fabuloso", dijo Carr. Y subrayó: "Técnicamente, estamos más cerca del hambre cero".

En Argentina se eliminan 16 millones de toneladas de alimentos por año."Si pudiésemos rescatar el 10% de esos alimentos, podríamos alimentar a las 5 millones de personas que no tienen asegurado un plato de comida diario", sostiene Hinsch. Desde la REDBdA buscan concretar ese objetivo "gracias a esta ley, que es el primer paso, y lo que seguiremos trabajando: ahora vamos por incentivos fiscales, fortalecimiento en la comunicación y varias acciones complementarias".

En sus fundamentos, la iniciativa relata que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) calcula que un tercio de los alimentos que se producen en el mundo se desperdicia antes de ser consumido y que en la Argentina "se desperdician o se pierden varios millones de toneladas de alimentos al año".

"También se desperdician grandes cantidades de comida en restaurantes, hoteles, supermercados, fiestas, eventos sociales y empresariales", señaló la iniciativa.

El Papa Francisco mencionó en varias ocasiones el escándalo del hambre mundial y el alimento desechado. "¿Cuántas sobras de comida desperdiciamos? Que cada uno piense dónde acaban los alimentos que sobran en la comida o la cena. ¿Qué hacemos en casa con las sobras?", preguntó el pasado julio.

"No desperdicien nunca la comida que sobra. O se vuelve a hacer o se da a quien pueda comerlo, a quien lo necesite. No tiren nunca las sobras", rogó Francisco.


Fuente: Agencias