Richmond Nilo, de Cabanatuan (norte)

Filipinas: Asesinan al tercer sacerdote en seis meses

Le dispararon cuatro tiros mientras se preparaba para dar misa. Los atacantes huyeron y no están identificados, pero la Iglesia local advierte un clima de odio contra el clero. En abril y en diciembre pasados murieron otros dos curas en el país.
Comparte

 
El padre Richmond Nilo, de la diócesis de Cabanatuan (Nueva Ecija), Filipinas, fue asesinado mientras se preparaba para celebrar la misa en la capilla de Mayamot, barrio de la ciudad de Zaragoza. Las primeras investigaciones revelan que los responsables del homicidio son dos personas aún no identificadas. A través de una ventana, dispararon cuatro tiros de armas de fuego que han herido de muerte al padre Nilo, antes de escapar en un automóvil.

"No tenemos miedo. La misión va adelante". Es cuanto afirma a AsiaNews, el padre Giovanni Re, misionero del Pontificio Instituto Misiones Extranjeras (PIME) en Filipinas, después del asesinato en el país del tercer sacerdote desde diciembre de 2017.

"La noticia del asesinato del P. Richmond Nilo nos agarró de sorpresa. No tenemos idea de cuál haya podido ser el motivo de este homicidio, ni quién pueda haberlo mandado ejecutar", afirma Re. "Las dinámicas son claras por ahora", prosigue. "Sin embargo, esta serie de homicidios demuestra que alguien tiene resentimientos contra la Iglesia, en particular de los sacerdotes. Por el momento, nosotros (misioneros) no tenemos miedo por nuestras vidas. Quizás, son sobre todo los sacerdotes diocesanos quienes sienten mayor presión. Esperemos surjan las verdaderas razones de estos asesinatos. El presidente Duterte varias veces lanzó acusaciones sobre presuntas involucraciones de sacerdotes en cuestiones ligadas al sexo y al dinero. Alguien considera que esto haya podido ayudar o contribuir en crear un clima de odio que termina en los homicidios".

El asesinato de Nilo, de 40 años, sigue al del padre Mark Ventura en Gattaran (Cagayan), el 29 abril pasado, al del padre Marcelito Paez en Jaen (Nueva Ecija), el 4 de diciembre. Entrevistado por AsiaNews, en ocasión del homicidio de Ventura, un misionero local había expresado temores por la seguridad de los sacerdotes y de todos los religiosos y religiosas comprometidos en la defensa de los derechos de las minorías tribales y de los trabajadores. "Parece que volvimos a la época de la dictadura del presidente Marcos", había dicho.

Desde el inicio de este año 2018, los curas asesinados en todo el mundo fueron 18, lo que redunda en una media de uno cada 9 días. Los dos años más trágicos desde 2010 hasta hoy son el año 2013, con 20 sacerdotes asesinados, y el año 2010 con 19, incluido Mons. Luigi Padovese asesinado en Turquía. En los últimos 8 años, el total de los sacerdotes asesinados es de 125.


Fuente: RD