Pensando que el día de la muerte puede venir

Francisco llamó a vivir intensamente como cristianos

En el Ángelus, el pontífice explicó la parábola de las diez vírgenes y animó a los cristianos a "no esperar a último momento de nuestra vida para colaborar con la gracia de Dios", y llamó a "hacerlo ahora". Unos 25.000 fieles asistieron a Plaza San Pedro.
Comparte

En el Ángelus dominical, el Papa Francisco animó a los cristianos a "no esperar a último momento de nuestra vida para colaborar con la gracia de Dios", y llamó a "hacerlo ahora".

Con estas palabras, el pontífice argentino explicó el evangelio dominical que recupera la parábola de las diez vírgenes, de las cuales cinco eran sabias y esperaban la llegada del novio, mientras otras cinco eran necias, llegaron tarde y fueron excluidas de la fiesta.

Un tramo del Evangelio, dijo Francisco, "nos indica la condición para entrar al Reino de los Cielos". "¿Qué nos quiere enseñar Jesús con esta parábola? Nos recuerda que debemos estar siempre listos al encuentro con Él, a estar preparados", añadió.

"Sería bello pensar un poco: un día será el último... y si fuera hoy, ¿cómo estoy preparado? Pensar como si fuera el último día... esto hará bien", remarcó el obispo de Roma.

"La lámpara es el símbolo de la fe que ilumina nuestra vida, mientras el aceite es el símbolo de la caridad que alimenta, hace fecunda y creíble la luz de la fe. La condición para estar listos al encuentro con el Señor no es solo la fe, sino una vida cristiana rica de amor por el prójimo", explicó el Papa, quien resaltó que "la fe inspira la caridad y la caridad custodia la fe".

Según la Gendarmería Vaticana, los fieles presentes hoy en la Plaza San Pedro fueron unos 25.000.


Fuente: ANSA