En el tedeum, y con el gabinete presente

Frente a Macri, Poli hizo una enérgica condena del aborto

"Si la propuesta es optar por una u otra vida, en esta bendita tierra austral apostamos decididamente a que vivan las dos", pronunció el arzobispo de Buenos Aires. También advirtió: "debemos desconfiar de los logros instantáneos".
Comparte

El cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, rechazó el aborto en el Tedéum y dijo que "debemos desconfiar de los logros instantáneos". Lo hizo en la mañana del viernes ante el presidente Mauricio Macri, al cumplirse un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo.
 
"El primer deber de un Estado es cuidar la vida de sus habitantes, especialmente de los más pobres y débiles. Cito al Papa Francisco: 'La defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada, porque allí esta en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada'. Honrando los gestos de grandeza de los padres de la Patria, a quien hoy tenemos en la memoria agradecida, decimos que vale toda vida; y ante el bello e inefable don de la concepción, si la propuesta es optar por una u otra, en esta bendita tierra austral apostamos decididamente a que vivan las dos. Para Dios no hay excluidos", agregó el cardenal, en una clara referencia al debate sobre la legalización del aborto que por estos días transcurre en el Congreso.

"La indiferencia y el egoísmo de los ricos frente a los pobres no pasan inadvertidos frente a los ojos de Dios", dijo también Poli, parafraseando al Nuevo Testamento. Y siguió: "Si hoy celebramos un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo es porque Dios padre acompañó el camino. Nuestra nación siempre tiene destino. Siempre habrá futuro para la Argentina si confiamos en él y levantamos la barrera de la desconfianza entre nosotros. De lo que debemos desconfiar es de los logros instantáneos".

Macri estuvo acompañado por su esposa Juliana Awada; la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. También participaron integrantes del gabinete nacional.

El presidente caminó desde la explanada de la Casa Rosada hacia la catedral minutos antes de las 10. Durante el trayecto, efectivos de las Fuerzas Armadas y de Seguridad rindieron con banderas, bandas y escoltas, los honores correspondientes.

Antes del oficio, Macri y Poli dejaron una ofrenda floral en el mausoleo donde se encuentran los restos del General José de San Martín.

Después de la celebración religiosa, se espera que Macri ofrezca un locro en la quinta de Olivos.

La celebración del Tedéum se realiza todos los 25 de mayo desde el primer gobierno patrio de 1810, "en agradecimiento a Dios por el surgimiento del Estado argentino".


Fuente: Clarín