"No existe conexión con grupo armado", dice

Irak: El patriarcado caldeo toma distancia de "milicias cristianas"

La Iglesia desconoce a las "Brigadas Babilonia" y las Unidades de Protección de la Llanura del Nínive, enfrentadas entre sí y que reclaman la adhesión de los cristianos de la región.
Comparte

Las Unidades de Protección de la Llanura de Nínive han acusado a las “Brigadas Babilonia” de realizar una irrupción en una de sus bases para robar material militar y sobre todo para liberar a seis de sus milicianos, acusados de haber saqueado casas privadas e iglesias cristianas, incluido el monasterio de Mar Behnam.

El episodio, que tuvo lugar el sábado 15 de julio en Qaraqosh, pone de manifiesto el momento complicado que atraviesa la región, donde hay varios ejércitos y milicias que actúan a la par, con la intención de recavarse un espacio en la zona, después de la derrota de los yihadistas del Estado Islámico y la reconquista de Mosul.

Las Unidades de Protección de la Llanura de Nínive representan una organización militar local, formada en parte por cristianos nativos y fundada en 2014 como milicia de autodefensa territorial.

Las llamadas “Brigadas Babilonia”, cuyo jefe es Ryan al Kildani (Rayan el caldeo), también reclaman su etiqueta de milicia formada por cristianos, a pesar de que está documentada su vinculación con milicias chiíes como las Unidades de Protección Popular (Hashd al Shaabi) que también actúan en la zona.

Los “leones” de las “Brigadas Babilonia” se presentan así mismos como “ciudadanos cristianos entrenados para defender las ciudades cristianas de Mesopotamia de los delincuentes terroristas extranjeros del Estado Islámico y de los terroristas de países como Afganistán, Arabia Saudita, Qatar, Túnez, Turquía, Kuwait, Libia y Marruecos”.

El patriarcado caldeo ha marcado en reiteradas ocasiones su distancia de estos grupos armados activos en el escenario iraquí que tratan de reivindicar su propia afiliación a las comunidades cristianas locales.

En marzo de 2016, el patriarca caldeo Luis Rafael Sako había emitido un comunicado para reiterar que la Iglesia caldea “no tiene ninguna conexión, ya sea directa o indirecta, con las denominadas 'Brigadas Babilonia', o con cualquier milicia armada que se presente como cristiana”.


Fuente: Agencia Fides