Fue detectado por los organizadores

La historia del peregrino que llegó primero por una promesa

Diego arribó al santuario de Luján el viernes a las 21,59. Había salido a las 12, una hora después de que le anunciaron la adjudicación de una casa por el Plan Procrear. Y no demoró en cumplir su compromiso.
Comparte

Si bien la partida oficial de la peregrinación a Luján es el sábado a las 12 de la intersección de las avenidas Rivadavia y General Paz y muchos se van sumando a lo largo de los 63 kilómetros, no son pocos los que prefieren partir antes, a primera hora de la mañana, para llegar a la medianoche al santuario, sea porque quieren caminar solos o porque quieren volver a su casa a pasar la noche.

Pero en la marcha de este fin de semana hubo un peregrino hubo un peregrino que se anticipó bastante más y se convirtió en el primero en llegar. Se trata de Diego, un hombre de mediana edad, que partió un día antes, el viernes, a las 12, y llegó a las 21,59 al santuario de la patrona nacional. ¿Pero que lo llevó a adelantarse tanto quedando fuera de la estructura organizativa?

La organización de la peregrinación lo detectó cuando avanzaba en soledad la ruta 7, el tradicional camino de la peregrinación, y le preguntó por qué se había anticipado tanto. La respuesta fue inmediata: dijo que le había hecho una promesa a la Virgen de peregrinar a Luján si le otorgaban una casa mediante el Plan Procrear y así terminó ocurriendo.

Tan cumplidor fue Diego que, según contó, le comunicaron la adjudicación el viernes a las 11 y una hora después estaba caminando a Luján. “Estoy muy contento y muy agradecido a la Virgen”, les manifestó a los organizadores de la peregrinación sin detener la marcha. A las 21,59 había cumplido con la promesa. 

Fuente: VR