El decreto vigente contempla dos años

La iglesia reclamó extender a cinco años la emergencia en adicciones

El padre "Pepe" Di Paola pidió en Diputados que se implemente un plan federal de prevención y asistencia de largo plazo porque el actual es “demasiado breve” para instrumentarlo. Subrayó la importancia de asistir al consumidor de sustancias.
Comparte

La Iglesia reclamó en Diputados la sanción urgente de una ley de emergencia en adicciones por cinco años, al advertir que el plazo de los dos años establecidos por el decreto presidencial en diciembre es "demasiado breve" para instrumentar un plan de prevención y asistencia. El coordinador de la Comisión de Pastoral de la Drogadependencia, sacerdote José María "Pepe" Di Paola, participó de una reunión de comisión en la Cámara de Diputados, en la que ratificó la necesidad de que se implemente un plan federal de prevención y asistencia de las adicciones "de largo plazo".

"Consideramos que es demasiado breve el período propuesto de dos años ya que este drama lleva casi cuatro décadas sin ser atendido adecuadamente desde sus causas", sostuvo el representante eclesiástico ante legisladores y representantes de organizaciones sociales.

"Acompañamos a todos los que buscan trabajar en esta ley y estamos en contacto con todos los bloques, que nos llamaron a colaborar, queremos ayudar a lograr la mejor ley que se pueda, pensando en los que sufren", agregó el sacerdote.

Di Paola destacó el trabajo que desarrolló la Iglesia en los dos últimos años para prevenir y "acompañar" a los jóvenes adictos, y advirtió que "la problemática de las drogas es a nivel nacional".
El sacerdote expresó el miércoles su apoyo al proyecto de ley impulsado por la diputada Silvina Frana, que en su artículo primero declara "la emergencia en adicciones en todo el territorio nacional por el período de cinco años", a partir de la sanción de la norma.

Asimismo, subrayó la necesidad que el programa de adicciones haga hincapié en la asistencia del consumidor de sustancias y que observe el cumplimiento de la Asignación Universal por Deporte, junto a la educación, la salud y el trabajo. En este sentido, Di Paola destacó que "el deporte, como Escuela de Vida, es una gran herramienta de prevención".

Además de Di Paola, participaron de la reunión de comisión el obispo Fernando Maletti, integrante de la Comisión Episcopal de Pastoral Social; el sacerdote Carlos "Charlie" Olivera, de la Pastoral en las Villas de Emergencia; Víctor Lupo, del Movimiento Social del Deporte; y Silvia Alcántara, de Madres contra el Paco.

Entre los diputados estuvieron presentes, además de la autora del proyecto, Alejandro Abraham, presidente de la Comisión de Adicciones, José Luis Gioja y Sandra Castro, Marcos Cleri y Eduardo Seminara, y Miriam Gallardo.

A principios de diciembre, el presidente Mauricio Macri declaró la emergencia nacional en materia de adicciones hasta el 31 de diciembre de 2018, con el objetivo de "atender al abordaje integral" con acciones que tendrán como eje la prevención, el tratamiento y la inclusión social.

El primer mandatario firmó el decreto un mes después de que la Iglesia le reclamara que declare la "emergencia nacional en adicciones" para evitar más muertes de jóvenes a causa de las drogas y advirtió que la problemática del consumo es "un espiral destructivo que se lleva la vida de miles de chicos".

Fuente: DYN