en masaya ocurrieron varios ataques al clero

La Policía agredió a un párroco que oficiaba misa

El cura detuvo el sermón y salió a pedir que bajaran el volumen de un parlante en la calle. Entonces, el líder del grupo antimotines lo empujó y comenzaron a insultarlo. La Iglesia es considerada golpista por denunciar los excesos del gobierno de Ortega.
Comparte

El sacerdote Edwin Román, descendiente del héroe nacional de Nicaragua, Augusto César Sandino, denunció haber sido agredido por la Policía Nacional durante una misa celebrada el domingo en Masaya, a través de un video publicado en redes sociales. 

Román dijo haber sido agredido por el subdirector de la Policía Nacional, Ramón Avellán, cuando salió de la iglesia a pedir a un grupo de agentes antimotines que contuviera la interrupción a la misa, que ejecutaban con canciones de contenido político a alto volumen. 

"Afuera estaban unos antimotines, entre ellos la cabecilla, el comisionado Avellán, con música de alto volumen pro Gobierno, yo me acerqué para que le bajaran el volumen, entonces ahí mismo fue agredido por Avellán, que me empujó, me dijo que me quitara", afirmó el sacerdote en el video. 

"Prácticamente una jauría me empezó a insultar con palabras que no las puedo predicar", agregó. 

El párroco de Masaya es uno de los que más ataques y agresiones físicas ha sufrido por parte del oficialismo desde el estallido social de abril pasado, que ha dejado entre 322 y 481 muertos, según organismos de derechos humanos locales y extranjeros en las protestas contra del presidente Daniel Ortega. 

En esta ocasión "quise poner la denuncia públicamente ante la comunidad internacional y ante el pueblo nicaragüense", destacó. 

La Iglesia católica y el Gobierno mantienen distancia desde julio pasado cuando la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que sirve de mediadora en el diálogo nacional entre la Alianza Cívica que representa a la sociedad civil y el Gobierno, pidió a Ortega adelantar a marzo de 2019 las elecciones de 2021, para superar la crisis. 

"Me dolió que los señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas", explicó Ortega el 19 de julio, durante la celebración del 39 aniversario de la revolución sandinista en Nicaragua. 

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) ha responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como por ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos. 

El cardenal Leopoldo Brenes lamentó las noticias sobre los actos contra las parroquias en distintas partes del país y exhortó al respeto para construir la paz.

“Recuerdo la frase de Benito Juárez, ex presidente mexicano, que decía el respeto al derecho ajeno es la paz: creo que las personas que están celebrando la eucaristía merecen todo el respeto. Así como los manifestantes, yo invitaría con esta frase de Juárez a que nos respetemos, así vamos construyendo esa cultura de paz y no una cultura de violencia”, pidió.

El purpurado instó también a los organizadores de las marchas a favor y en contra del gobierno a evitar confrontaciones al precisar que “la capital tiene varias avenidas, se pueden hacer marchas de parte de ambos sectores y no necesariamente tienen que encontrarse”.

Ante las ofensas por altoparlante, el purpurado afirmó que como Iglesiaoran por las personas que les ofenden, por los que les calumnian o difaman.

“Creo que los obispos de la Conferencia Episcopal no guardamos odio en nuestro corazón, siempre vamos a predicar el amor, invitamos a todos los nicaragüenses, hombres y mujeres de buena voluntad, a que no dejemos que el demonio siembre odio en nuestro corazón, si no dispongámonos a recibir el Espíritu Santo que da siempre frutos de amor.”


Fuente: Agencias