EN UNA SOLICITADA

La UCA también advierte que el aborto es un drama, no la solución

Al rechazar el proyecto que vota este miércoles el Senado, señaló que “el valor de la vida humana no puede depender de posturas ideológicas”. Y reclamó “políticas creativas” para acompañar, cuidar y dar esperanza a la madre vulnerable y al hijo por nacer.
Comparte

La Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA) publicó una solicitada en el diario La Nación, en la que hizo su aporte “desde una ética humanista y social que respeta los derechos humanos” al debate por la legalización del aborto, que ya tiene media sanción de Diputados y el próximo miércoles se votará en el Senado.

“El aborto nunca es una solución a este drama humano y social”, advirtió y fundamentó esta afirmación con varios argumentos: “Porque supone quitarle la vida a un ser humano”, “porque implicaría una radical discriminación del Estado”, “porque el aborto seguro, aún legal, no existe”, “porque el tratamiento legislativo del aborto no responde a una emergencia sanitaria” y “porque la mortalidad materna se redujo en el mundo sin necesidad de legalizar el aborto”.

La UCA subrayó que “una sociedad democrática requiere una ética ciudadana compartida, respetuosa del pluralismo, que proteja los valores y derechos humanos básicos de la vida, la verdad, la libertad, la igualdad, la integridad, la paz. En esa tarea común, quienes afirmamos un humanismo personalista, integral y solidario –en nuestro caso desde una identidad cristiana y católica que reconoce y amplía los horizontes de la razón – defendemos la dignidad trascendente de toda vida humana”.

“Esta Universidad es una comunidad de saberes y valores comprometida con el bien común de la Argentina y respetuosa de toda vida que, en último término proviene de Dios, reconocido como ‘fuente de toda razón y justicia” según nuestra Constitución. Sabiendo que la maternidad vulnerable reclama una respuesta integral, ofrecemos nuestro conocimiento interdisciplinario para trabajar con todos los sectores sociales y elaborar políticas creativas que garanticen condiciones de vida digna, resuelvan las causas de la inequidad, ofrezcan educación, prevención, acompañamiento, cuidado y esperanza a la madre vulnerable y al hijo por nacer, y contribuyan al desarrollo pleno de nuestro país”, concluyó.

Fuente: UCA