Según un reciente relevamiento

Los cristianos blancos son minoría en los Estados Unidos

Se debe a una transformación alimentada por la inmigración y por el creciente número de personas que no participan en religiones organizadas. Brusco descenso de grandes denominaciones protestantes, como los presbiterianos y los luteranos.
Comparte

El porcentaje de estadounidenses que se identifican como blancos y cristianos ha caído por debajo del 50%, una transformación alimentada por la inmigración y por el creciente número de personas que no participan en religiones organizadas, según un nuevo sondeo publicado el miércoles.

Los cristianos en general siguen siendo una gran mayoría en el país que abarca en torno al 70% de la población. Pero los cristianos blancos, antes predominantes en la vida religiosa de Estados Unidos, suponen ahora solo el 43% de la población, indicó el Public Religion Research Institute, o PRRI, una encuestadora con sede en Washington. Hace cuatro décadas, en torno a ocho de cada 10 estadounidenses eran cristianos blancos.

El cambio, que ha tenido impacto en todo el espectro de iglesias cristianas en el país, incluye bruscos descensos en la membresía en grandes denominaciones protestantes de mayoría blanca como los presbiterianos y luteranos; una creciente presencia de latinos en la Iglesia católica, que también ha perdido fieles blancos, y una congregación menguante de evangélicos blancos, que hasta hace poco se percibían como inmunes al declive.

Las tendencias identificadas en el sondeo alimentan la ansiedad sobre el lugar de los cristianos en la sociedad, especialmente entre los evangélicos, alarmados por el apoyo al matrimonio homosexual y por el hecho que cada vez más estadounidenses -en torno a un cuarto- no se identifican con ningún grupo religioso.

El presidente, Donald Trump, que durante su campaña prometió varias veces proteger la libertad religiosa de los cristianos, recibió un 80% de apoyo entre los votantes evangélicos blancos, que siguen estando entre sus seguidores más fieles.
En torno al 17% de los estadounidenses se identifica como evangélico blanco, según el sondeo, en comparación con el 23% de hace una década. La membresía a la conservadora Convención Baptista Sureña, el grupo protestante más grande de Estados Unidos, cayó el año pasado a 15,2 millones de personas, la cifra más baja desde 1990, según un análisis de Chuck Kelley, presidente del Seminario Teológico Baptista de Nueva Orleans.

"A menudo, los evangélicos blancos han señalado con reprobación a grupos blancos tradicionales, diciendo que cuando uno tiene una teología progresista, declina", comentó Robert Jones, director general PRRI. "Creo que estos datos desafían esa interpretación de asociar el conservadurismo teológico y el crecimiento".

El sondeo del PRRI a más de 100.000 personas se hizo de enero de 2016 a enero de este año y tiene un margen de error de más menos 0,4 puntos porcentuales. Encuestas anteriores determinaron que la mayoría protestante que dio forma a la historia de Estados Unidos había caído por debajo del 50% en algún momento en torno a 2008. El sondeo de PRRI publicado el miércoles incluía una mirada más en profundidad a la raza y la religión. Jones señaló que el crecimiento entre los cristianos latinos y la estabilidad en las congregaciones de cristianos afroestadounidenses habían enmascarado parcialmente el descenso de cristianos blancos.

El sondeo también determinó que más de un tercio de los republicanos dijeron ser evangélicos blancos, y casi tres cuartas partes se identifican como cristianos blancos. En comparación, los cristianos blancos se han convertido en una minoría en el Partido Demócrata, cayendo desde el 47% de hace una década al 29% actual. El 40% de los demócratas dijo no tener afiliación religiosa.

Entre los católicos estadounidenses, el 55% se identifica como blanco, en comparación con el 87% de hace 25 años, debido a la creciente presencia de católicos latinos, señaló el reporte. El porcentaje de católicos blancos en Estados Unidos ha caído en la última década de un 16% a un 11%. En ese mismo periodo, los protestantes blancos de corrientes principales pasaron a suponer del 18% al 13% de los estadounidenses.


Fuente: AP