TRAS APOYO DE BRASILEÑOS A BOLSONARO

Los evangélicos argentinos se despegan de la política partidaria

ACIERA ratificó que no fomenta la creación de un partido “evangélico”. Y advirtió que nadie puede arrogarse su representación, pero alienta a involucrarse a título personal. Los protestantes tuvieron gran visibilidad durante el debate por el aborto.
Comparte

A pesar del peso que tienen estas iglesias en otros países de la región, sobre todo en Brasil, la Alianza Cristiana de Iglesia Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) ratificó que “no apoya políticas partidarias, tampoco apoya ni fomenta la creación de partidos políticos o líneas políticas ‘evangélicas’”.

En un comunicado, el mayor nucleamiento cristiano del país aclaró también que “ningún actor social o político puede arrogarse la representación de los evangélicos”.

“ACIERA como tal no tiene posición política, ni favorece una política partidaria determinada. Celebramos y alentamos que los creyentes se comprometan en la sociedad con el afán de ser sal y luz e instrumentos de verdad y justicia. Este compromiso cada uno lo lleva de acuerdo a su conciencia”, precisó.

“Ningún sistema político representa la totalidad y plenitud de los valores del reino de Dios y es por esa razón que no apoya ni fomenta la creación de partido político alguno, ni fuerza política evangélica”, sostuvo.

Asimismo, aclaró que los miembros del Consejo Directivo Nacional de ACIERA “no pueden participar de espacios políticos, mientras permanecen en el ejercicio de sus funciones”.

Texto en cuanto a la acción política partidaria
1. ACIERA representa a millones de evangélicos en el país, de la más diversa pluralidad. Vemos esto como una enorme riqueza. Nuestros pronunciamientos tratan de expresar el consenso de una parte mayoritaria del pueblo evangélico, obtenido de la participación activa de nuestros miembros en diversas instancias.

2. Destacamos que el rol de la iglesia es encarnar los valores del Reino de Dios y desde allí juzgar toda actividad social y política.

3. Su función es señalar en todo momento y de acuerdo a ese modelo, cuando en la sociedad falta la justicia, la verdad, la integridad.

4. Sí, celebra y anima la inserción a título personal de creyentes que forman parte de dichas iglesias, no sólo en el campo de la política, sino también en las artes, las leyes, la ciencia, los medios de comunicación, la educación, los deportes, en el ámbito laboral, empresarial y gremial, los derechos humanos, el cuidado del medio ambiente y en toda actividad legítima y honrada que los cristianos puedan llevar adelante en forma virtuosa para al desarrollo humano y el progreso de nuestra nación Argentina.

5. ACIERA como tal no tiene posición política, ni favorece una política partidaria determinada. Celebramos y alentamos que los creyentes se comprometan en la sociedad con el afán de ser sal y luz e instrumentos de verdad y justicia. Este compromiso cada uno lo lleva de acuerdo a su conciencia.

6. Así como ACIERA no apoya políticas partidarias, tampoco apoya ni fomenta la creación de partidos políticos o líneas políticas “evangélicas”.  También aclaramos que ningún actor social o político puede arrogarse la representación de los evangélicos.

7. Ningún sistema político representa la totalidad y plenitud de los valores del reino de Dios y es por esa razón que no apoya ni fomenta la creación de partido político alguno, ni fuerza política evangélica.

8. Los miembros del Consejo Directivo Nacional no pueden participar de espacios políticos, mientras permanecen en el ejercicio de sus funciones.


Fuente: VR y ACIERA