Más allá de la lucha entre la fe y la razón

Por: Daniel Goldman

Diana Sperling. La relación entre la filosofía y el judaísmo desde la mirada de la pensadora contemporánea.
Comparte

Aunque a veces nos parezca extraño, nuestro país tiene una significativa tradición en desarrollo filosófico. Y la contribución de temas judíos en esta disciplina es de alto interés y consideración. En relación al cruce de estos caminos, quisiera referirme a la obra de Diana Sperling, pensadora de nuestro tiempo, a quien deberíamos escuchar y leer mucho más.

La Dra. Sperling, egresada de las Universidades de Buenos Aires y Córdoba, ha desplegado una gran tarea docente combinada con un sutil sentido en la difusión de asuntos bíblicos. Mientras cursaba su carrera de filosofía, complementaba sus estudios en el Seminario Rabínico Latinoamericano. Dada esta interesante combinación, rápidamente pasó a formar parte de su plantel de profesores.

Esta “formación a dos bandas” – como ella lo define- le permitió incorporar las categorías del pensamiento profético clásico a la lógica griega, extendiendo la idea de que la imagen de Occidente se configura en la amalgama tanto de la lectura filosófica como de las fuentes del judaísmo. A través del repaso de su escritura, lo que más me atrapa es descubrir que para Sperling el camino de la reflexión no debería basarse en la acumulación de datos y teorías, sino sustentarse en el pensar y actuar. En este sentido, su interpretación de la herencia hebrea atraviesa una amplia gama de significados.

A lo largo de su obra y recorrido, que la ha llevado a disertar en prestigiosas universidades como la Complutense de Madrid y Hebraica de México, Sperling apunta a “deshacer el entuerto” que se impuso en la modernidad y que, de algún modo, persiste hasta hoy: la antinomia fe/razón.

En ese esquema supuestamente contradictorio, los textos bíblicos se- rían “religiosos” y, por tanto, solo propios para quienes practican un culto y ejercen una creencia, mientras que la razón estaría expresada en las fuentes filosóficas. En la línea de Freud y Levinas, Diana Sperling se permite hacer una paciente lectura bíblica para poner a la vista su estructura legal y su lógica racional que, en paralelo con los textos griegos, ha organizado las bases del pensamiento actual. Para ella, la familia y la transmisión de un mensaje, los derechos humanos, el orden social y la justicia, son propuestas fundamentales tanto de la Torá como de Platón o Aristóteles.

Sumamente profundo, claro y con- movedor resulta su último libro “La Difherencia” (Miño y Davila editores) publicado hace pocas semanas atrás, y que abarca algunos de estos contenidos. Un gran aporte para esta época, en la que necesitamos reflexionar con hondura de dónde venimos y cuál es nuestro destino.