datos de la ong open doors

Más de 3.000 cristianos murieron en 2017 a causa de su fe

Corea del Norte es el país que persigue a los fieles de Cristo "de forma más metódica y masiva", informa la organización. De los 3.066 casos, unos 2.000 se dieron sólo en Nigeria por la violencia yihadista. El sudeste asiático, otra de las zonas rojas.
Comparte

Un total de 3.066 cristianos murieron en 2017 a causa de su religión en todo el mundo, según el informe de una organización no gubernamental holandesa divulgado este miércoles.

Nigeria, Pakistán y países del sudeste asiático fueron los principales escenarios de esos ataques y atentados, según la organización Open Doors (Puertas Abiertas), cuyo informe cubre el periodo que va de octubre de 2016 a octubre de 2017.

Los asesinatos de cristianos se duplicaron ampliamente durante esos doce meses respecto al periodo anterior, cuando murieron 1.207 personas, detalla el texto.

En el mismo periodo, pero en 2015, murieron 7.106 cristianos, cuando el grupo yihadista Estado Islámico (EI) se hallaba en su plenitud de fuerza, tanto en Siria como en Irak.

Sin embargo, el país donde se persigue de forma más metódica y masiva a la fe cristiana es en Corea del Norte, según Puertas Abiertas.

La ONG calcula que hay unos 300.000 cristianos en el aislado país comunista asiático, cuya fe deben guardar en secreto si no quieren sufrir una "muerte segura" en campos de concentración.

"A medida que el régimen se aísla cada vez más, crece su paranoia y se muestra más brutal contra cualquiera que sea sospechoso de traición contra el líder" supremo, Kim Jong-Un.

En segundo lugar en la lista aparece Afganistán, donde los clanes familiares son "los principales acosadores", encargados de "expulsar o matar a los cristianos para mantener el honor de la comunidad".

En Pakistán, por otro lado, las iglesias locales sufren ataques regularmente, y la organización calcula que se producen "unos 700 secuestros cada año", así como "la violación y casamientos forzados" de las mujeres cristianas.

De los 3.066 cristianos asesinados, unos 2.000 fueron abatidos en Nigeria, donde la violencia del grupo yihadista Boko Haram ha declinado a causa de la presión militar, pero ha sido sustituida por la que protagonizan los nómadas musulmanes peul, en el centro del país.

En India, por otro lado, son los extremistas hindúes los que actúan "con impunidad". Unos 24.000 ataques de todo tipo han sido contabilizados en 2017.

Fuente: AFP