máxima tensión entre iglesias ortodoxas

Moscú amenaza con escindirse de Constantinopla por Ucrania

Es por la eventual declaración de autocefalia de la Iglesia Ucraniana del Patriarcado de Kiev, que podría ser avalada por el Patriarcado Ecuménico contra la voluntad de la Iglesia Ortodoxa Rusa. La iniciativa es del presidente ucraniano.
Comparte

La Iglesia Ortodoxa Rusa amenazó con romper relaciones con el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, líder simbólico de las quince iglesias autónomas ortodoxas, si este cumple con su intención de proclamar la autocefalia de la iglesia ucraniana, que depende de Moscú desde el siglo XIV. 

"Todo indica que los medios para la diplomacia eclesiástica están agotados. Si Constantinopla lleva a cabo su pérfido plan, significará la concesión de la autocefalia a un grupo de apóstatas", dijo hoy a la televisión rusa el arzobispo Ilarión, jefe de las relaciones externas de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR). 

En ese caso, "nosotros, en la iglesia rusa, no reconocemos esa autocefalia y no tendremos más remedio que romper las relaciones con Constantinopla", advirtió el arzobispo. 

La posibilidad de que el patriarca de Constantinopla Bartolomé emita un "tomos" (decreto) que permita a Ucrania crear su propia Iglesia lleva varias semanas sobre la mesa, pero su Patriarcado dio ayer un paso que apunta a que la decisión ya está tomada. 

La autoridad eclesiástica con sede en Estambul designó ayer a dos "exarcas" (representantes) suyos en Kiev "para preparar la concesión de la autocefalia a la Iglesia ortodoxa en Ucrania". 

A comienzos de esta semana, Bartolomé se arrogó la potestad de decidir sobre la autonomía de la Iglesia otrodoxa ucraniana y acusó a Moscú "de interferir en los asuntos de Kiev". 

"Dado que Rusia, como responsable de la actual situación en Ucrania, no es capaz de resolver el problema, el patriarcado Universal toma la iniciativa de solucionar el problema en virtud de los poderes que otorgan los cánones sagrados y la responsabilidad jurisdiccional sobre la diócesis de Kiev", anunció Bartolomé el pasado lunes. 

El patriarca aseguró que, pese a la proclamación en 1589 de la integración de la Iglesia ucraniana en el Patriarcado de Moscú, "la dependencia canónica de Kiev de la madre Iglesia de Constantinopla se mantuvo de forma inamovible y permanente". 

El Sínodo de la IOR respondió hoy al comunicado emitido ayer por el Patriarcado de Constantinopla y acusó a Bartolomé de "tergiversar los hechos históricos para arrogarse un derecho exclusivo que en realidad no tiene ni tuvo nunca". 

La decisión de estudiar la concesión de la autocefalia de la Iglesia ucraniana se ha tomado "en contra de la voluntad del obispado de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana, que se ha pronunciado por unanimidad por la conservación de su estatus", señala una declaración del Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa. 

El arzobispo Ilarión recordó que el patriarca ruso Kirill viajó hace pocos días a Estambul para reunirse con Bartolomé, y se quejó de que después de una "conversación de hermanos", el líder de la Iglesia de Constantinopla "ha actuado de forma traicionera". 

La Iglesia Otrodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú, dependiente de Moscú y mayoritaria en Ucrania, también condenó la decisión unilateral de Constantinopla de enviar a sus representantes al país sin consultar con las autoridades eclesiásticas locales. 

"La misma forma de actuar de Constantinopla contradice los cánones, dado que los obispos de cualquier iglesia (ortodoxa) autónoma puede viajar al territorio de otra iglesia autónoma solo con el permiso del patriarca local", denunció el arcipreste Nikolái Danílevich, subjefe de relaciones exteriores de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana. 

Actualmente, en Ucrania hay tres Iglesias ortodoxas: una dependiente de Moscú, canónica y mayoritaria; otra del Patriarcado de Kiev, escindida en 1992 y considerada apóstata por el Sínodo que reúne a todas las iglesias ortodoxas del mundo; y una tercera que se independizó de Rusia en 1920 y que se autoproclamó Iglesia Autocefálica Ortodoxa de Ucrania. 

La decisión que podría tomar Bartolomé sobre la autocefalia de Ucrania afecta a la Iglesia Ucraniana del Patriarcado de Kiev, y responde al deseo del actual Gobierno ucraniano, que anhela la independencia eclesiástica de Moscú y la unificación de todos los ortodoxos del país bajo el liderazgo de la iglesia local escindida tras la caída de la Unión Soviética. 

"Rezo a Dios y confío en su misericordia para que una Iglesia Ortodoxa Ucraniana única y autónoma sea otro elemento para la unidad del país", dijo hoy a una televisión local el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko.


Fuente: EFE