Miércoles 14.11.2018

SUGERENCIAS A LOS OBISPOS REUNIDOS EN PILAR

Narcotráfico: Piden evitar denuncias públicas en zonas de riesgo

Lo hizo el equipo de Adicciones que comanda el padre Pepe Di Paola, a fin de “cuidar” a los agentes de la Iglesia, algunos de ellos amenazados, y para no poner en peligro a las comunidades barriales. Recomiendan hacerlo a través de esa pastoral nacional.
Comparte

El Equipo Pastoral Nacional de Adicciones y Drogadependencia, a cargo del padre José María “Pepe” Di Paola, sugiere a los obispos que los agentes de la Iglesia no realicen denuncias públicas contra el narcotráfico en zonas de riesgo, para no ponerlos en riesgos a ellos ni a las comunidades barriales donde desarrollan su tarea.

En una carta remitida al plenario episcopal reunido en Pilar, le solicitan a las autoridades eclesiásticas acompañar el “grito” de los jóvenes sumidos en esta problemática mediante tareas de prevención y asistencia concretas.

“La tarea fundamental de la pastoral es estar y acompañar la vida como viene, en toda su complejidad, cuerpo a cuerpo, con los hermanos que sufren y son descartados por la sociedad, desde tareas de prevención y asistencia concretas”, recuerda.

“Entendemos que quien trabaja en el territorio no debe denunciar públicamente la comercialización de sustancias prohibidas, porque expone a su comunidad y a sí mismo. Para la tarea profética de la denuncia del narcotráfico es necesario tener una cierta distancia del lugar de los acontecimientos”, sostiene.

La Pastoral de Adicciones y Drogadependencia considera que “cada diócesis podrá encontrar los caminos más adecuados que no pongan en riesgo a las comunidades”, aunque considera que “la red de la Pastoral Nacional puede llegar a ser una opción”.

“De esta manera podremos cuidar la vida de todos: jóvenes, familias y comunidades que trabajan en la pastoral”, asegura.

El pedido se fundamenta en amenazas recientes sufridas por varios sacerdotes, entre otros en las diócesis de Quilmes y Merlo-Moreno, por proteger a los jóvenes e intentar sacarlos del delito y el consumo.

Fuente: Pastoral de Adicciones y Drogadependencia