República Centroafricana

Obispo arriesga su vida al defender a musulmanes en una mezquita

El obispo de Bangassou fue tiroteado dentro del templo islámico por rebeldes anti-gobierno, a quienes pedía que se retiren de la ciudad. Allí, los civiles tuvieron que refugiarse en la iglesia, la mezquita y el hospital.
Comparte

El cardenal Dieudonné Nzapalainga, arzobispo de Bangui, está liderando la misión de mediación que trata de convencer a varios centenares de rebeldes para que abandonen Bangassou, la ciudad al sudeste de la República Centroafricana donde han ocurrido episodios dramáticos de violencia que en las últimas semanas han ensangrentado el país.

Estos rebeldes, pertenecientes a los anti Balaka, han aceptado dejar la ciudad donde 1.000 personas se habían visto obligadas a refugiarse en la mezquita, otras 1.500 en la iglesia y 500 en el hospital. Además, 3.000 habitantes de la ciudad se han refugiado en la frontera con la República Democrática del Congo.

Según la información llegada a la Agencia Fides, el domingo 14 de mayo, monseñor Juan José Aguirre Muños, obispo de Bangassou, arriesgó su vida para defender a mil fieles musulmanes que estaban refugiados en la mezquita. Algunos milicianos que asediaban el lugar de culto islámico habían comenzado a disparar y asesinaron a una persona que se encontraba al lado del obispo. La MINUSCA (Misión ONU en Centro áfrica) ha comunicado que están en marcha las operaciones de evacuación de los fieles refugiados en la mezquita.


Fuente: Agencia Fides