Comenzaron las reuniones con Francisco

Obispos chilenos: "Si es necesario, pediremos perdón 70 veces 7”

Lo dijeron el secretario del Episcopado y el obispo de San Bernando en una rueda de prensa previa a estar con el Papa. Y señalaron que "lo importante” es hacer todo por las víctimas, por lo que consideraron que no es relevante si están humillados o no.
Comparte

El Papa Francisco recibió este martes en el Vaticano a 34 obispos de Chile con los que abordará hasta el jueves la gestión de los casos de abusos a menores en el país, después de recibir, escuchar y pedir perdón a tres víctimas. 

Horas antes del inicio de los encuentros del Santo Padre con los obispos chilenos, el secretario de la Conferencia Episcopal Chilena, monseñor Fernando Ramos, y el obispo de San Bernardo, monseñor Juan Ignacio González Ezzáruriz, asesor de la Conferencia Episcopal de Chile en materias jurídicas y canónicas y miembro del comité permanente de la CEC, otorgaron una conferencia de prensa para exponer su visión en relación a los encuentros que mantendrán con el Obispo de Roma, donde dijeron que pedirán perdón “hasta setenta veces siete”. 

La conferencia se llevó a cabo tras la llegada de los prelados a Roma, convocados por el Papa “para solicitarles su colaboración y asistencia en el discernimiento de las medidas que a corto, medio y largo plazo deberán ser adoptadas para restablecer la comunión eclesial en Chile” y “para reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia”.

Ramos adelantó que están dispuestos a “hacer un largo proceso sinodal de discernimiento para ver las responsabilidades de todos y cada uno en estas terribles heridas que son los abusos, y buscar los cambios necesarios para que no se repitan nuevamente”.

En ese sentido, el prelado explicó la actitud con la cual los obispos chilenos se disponen a realizar los coloquios: “Nuestra actitud es, en primer lugar, de dolor y vergüenza. Dolor, porque, lamentablemente, hay víctimas: hay personas que son víctimas de abusos, y eso nos causa un profundo dolor. Y la vergüenza, porque estos abusos se han producido en ambientes eclesiales que son justamente aquellos en donde no debieron ocurrir jamás este tipo de abusos”.

"Con toda humildad queremos escuchar lo que él tendrá para decirnos”, agregó el auxiliar de Santiago, y aludió a una tercera actitud, de “apertura al discernimiento en conjunto con el Santo Padre, tanto personal como comunitario, de todos los obispos de Chile”, que conlleve a este proceso sinodal, que permitirá renovar la iglesia chilena.

En relación al tema del perdón, los obispos se hicieron eco del ejemplo del Papa Francisco: “El Papa nos ha dado un ejemplo claro de lo que tenemos que hacer. Él mismo reconoció que cometió un error y si es necesario lo vamos a hacer (ndr. pedir perdón) las veces que sea necesario. Él nos dirá cosas, nosotros le daremos nuestro punto de vista”. El pedido de perdón a las víctimas es “necesario”, recalcó por su parte González y aseveró: “es el gran punto y para lo que hemos venido aquí”. 

“Atender el dolor de las víctimas es un imperativo moral. Si es necesario, como dice Jesús «hasta setenta veces siete» pediremos perdón”. Un pedido de perdón que sea “realmente reparador para las víctimas”, dijo Ramos y reiteró: “nosotros tenemos que pedir perdón setenta veces siete”.

Los coloquios con el Santo Padre se llevan a cabo en la pequeña sala del Aula Pablo VI en el Vaticano. La próxima reunión tendrá lugar en la tarde del miércoles, 16 de mayo, y habrá otra el jueves. 


Fuente: Vatican News / EFE