encuentro en bogotá con francisco

Obispos venezolanos le hablaron de "agudización de la crisis"

Cinco prelados encabezados por el cardenal Urosa fueron recibidos por el Papa. Le informaron sobre la "radicalización de la actitud del gobierno" de Maduro y el pontífice mostró preocupación por la situación humanitaria.
Comparte

Los obispos venezolanos se reunieron este jueves con el Papa Francisco en Colombia y le informaron sobre la "agudización de la crisis" en su país.

Los cardenales Jorge Urosa y Baltazar Porras, presidentes honorarios de la CEV, acompañados por monseñor José Luis Azuaje, primer vicepresidente de la CEV; monseñor Mario Moronta, segundo vicepresidente de la CEV, y monseñor Jesús González de Zarate, obispo auxiliar de Caracas, "le informaron acerca de la agudización de la crisis y la radicalización de la actitud del gobierno", según explicó en un comunicado la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

La CEV asegura que Francisco "mostró su preocupación por la agudización de la crisis humanitaria expresada en el hambre y la escasez de insumos médicos y la emigración de numerosos venezolanos".

"También se le habló de la imposición de la Asamblea Nacional Constituyente y de la persecución de algunos dirigentes, amenazas a sacerdotes y religiosas y el cierre de medios de comunicación social", señala el texto.

El pontífice no se ha referido a la crisis política y económica en Venezuela desde que aterrizó en Colombia el miércoles.

Pero durante el vuelo a Bogotá pidió una "oración para que pueda haber diálogo con todos" en Venezuela y envió un telegrama al presidente Nicolás Maduro, en el que abogó por la "solidaridad, justicia y concordia".

El Vaticano apoyó los intentos fallidos de diálogo entre Maduro y la oposición y continúa con gestiones privadas para una salida negociada de la crisis.

Texto completo del comunicado de la CEV
Luego de la celebración Eucarística presidida por el Santo Padre en el Parque Simón Bolívar, en la ciudad de Bogotá, concelebrada por cardenales y obispos colombianos y latinoamericanos y numerosos sacerdotes; los obispos venezolanos fueron recibidos por el Papa Francisco.

El Papa Francisco ratificó su cercanía a la Iglesia y al pueblo venezolano. Está muy consciente de la situación que golpea a todos. Los Cardenales Jorge Urosa, Baltazar Porras, presidentes honorarios de la CEV; Mons. José Luis Azuaje, primer vicepresidente de la CEV; Mons. Mario Moronta, segundo vicepresidente de la CEV, y Mons. Jesús González de Zarate, Obispo auxiliar de Caracas, le informaron acerca de la agudización de la crisis y la radicalización de la actitud del gobierno.

El Santo Padre aseguró una vez su cercanía y su bendición para todos los venezolanos. Durante el breve encuentro la delegación de Obispos manifestaron su compromiso con el pueblo y el Papa Francisco pidió que siguieran en la actitud asumida hasta el momento de acompañamiento al pueblo y en la defensa de sus derechos. Francisco insistió que sigue con preocupación los acontecimientos en Venezuela.

Tanto él como el cardenal Parolín apoyan todos los esfuerzos de la Iglesia. Los Obispos reiteraron su compromiso de servir al pueblo en particular a los más pobres. Señalaron su preocupación ante los miles de venezolanos que están saliendo del país y acerca de la solidaridad de los pueblos y episcopados de América Latina.

Al final del breve encuentro bendijo a los obispos y a todo el pueblo de Venezuela. El papa Francisco una vez más pidió que rezaran por él y los obispos venezolanos agradecieron su oración durante el viaje a Colombia.

La delegación recibida por el Papa Francisco subrayó que en los obispos venezolanos que estuvieron con él, estaba presente toda la Iglesia en Venezuela con sus obispos, sacerdotes, laicos y consagrados así como todas las personas de buena voluntad. "Su bendición nos acompañará en estos momentos duros"

El encuentro ha sido un espaldarazo a todo lo que se está haciendo por la Paz en Venezuela. "El Papa Francisco siempre nos animó a seguir adelante".

El Pontífice mostró su preocupación por la agudización de la crisis humanitaria expresada en el hambre y la escasez de insumos médicos y la emigración de numerosos venezolanos. También se le habló de la imposición de la asamblea nacional constituyente y de la persecución de algunos dirigentes, amenazas a sacerdotes y religiosas y el cierre de medios de comunicación social

"Esperamos buenos frutos de este encuentro que ratifica la estrecha comunión de los obispos y la Iglesia de Venezuela con el Papa".

El Papa continúa su visita pastoral y apostólica a Colombia. Esperamos su palabra de aliento para todos los pueblos de América y particularmente para nuestra golpeada pero muy querida Venezuela.


Fuente: DPA / CEV