Pocas veces visto

Ordenaron sacerdote a un viudo con dos nietos y padre de un cura

Sucedió en la prelatura de Deán Funes, provincia de Córdoba, durante una ceremonia en la que su propio hijo sacerdote le impuso las manos. No faltaron las palabras de homenaje para su fallecida esposa, compañera en la labor misionera.
Comparte

Un viudo fue ordenado sacerdote en Córdoba durante una ceremonia en la que su propio hijo, que es cura, le impuso las manos, y no faltaron las palabras de homenaje para su fallecida esposa, compañera en la labor misionera con la que el ahora presbítero tuvo cuatro hijos y dos nietos.

Se trata de Héctor Luis Muiño, quien recibió el sacramento el pasado sábado en una ceremonia encabezada por el obispo prelado de Deán Funes, monseñor Gustavo Gabriel Zurbriggen.

La ordenación se realizó en la parroquia San Francisco Solano de la pequeña localidad cordobesa de San Francisco del Chañar, ubicada 200 kilómetros al norte de la capital provincial, informó la agencia católica de noticias AICA.

Además de su hijo Marcos, que es sacerdote jesuita, la familia de Muiño está conformada por sus hijas Laura, Clara y Cecilia, y sus nietos Francisco y Vera.

Autoridades eclesiásticas informaron que Muiño dedicará su ministerio a la administración de la parroquia de San Francisco del Chañar y más de diez comunidades de alrededores.

Muiño había sido designado diácono permanente el 28 de marzo de 2016, quedando a cargo de la cura pastoral y administrativa de la parroquia San Francisco Solano donde ahora se desempeñará como párroco.

El nuevo sacerdote celebró su primera misa el domingo, día de del patrono de las misiones, san Francisco Javier, en la catedral Nuestra Señor del Carmen, de la ciudad de Dean Funes.


Fuente: Télam, AICA