A poco de la gira por Chile y Perú

Para el Episcopado "es doloroso" que el Papa aún no haya venido

El vocero del Episcopado dijo que a los argentinos nos cuesta que Francisco "pase por arriba nuestro y aterrice en otro lado". Pero también se mostró esperanzado: "Hay que tener confianza. Está buscando el momento, tiene una agenda complicada", justificó.
Comparte

El padre Jorge Oesterheld, vocero de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) se refirió en una reciente entrevista al inminente viaje del Papa Francisco a Chile y Perú, y reconoció que resulta "doloroso que pase por arriba nuestro y aterrice en otro lado".

En diálogo con Radio Mitre, Oesterheld observó que "es medio raro" que Francisco aún no haya visitado el país. "Nos cuesta a los argentinos digerir esto. Pero tenemos que tener confianza en que en cuanto él pueda va a venir a la Argentina , vamos a tener su presencia y su palabra. Está buscando el momento, tiene una agenda complicada", indicó.

Sobre el comunicado emitido el miércoles, Oesterheld manifestó que les pareció necesario aclarar que nadie habla en nombre del Papa debido a que hay gente que se atribuye representaciones que no son reales. "Había que poner las cosas en claro", sostuvo.

Respecto de la Iglesia argentina destacó que ella tampoco puede hablar por Francisco: "Nosotros hablamos en nombre de la Iglesia y tratamos de acompañar lo que el papa nos enseña. No somos dueños de la palabra del Papa ".

Asimismo, sobre los dichos del dirigente social Juan Grabois, dijo que atribuir el comunicado de ayer a sus declaraciones "es un poco injusto porque es uno de los pocos que cuando habla siempre aclara que no lo hace en lugar del Papa".

Oesterheld repitió que el comunicado "está destinado a todos y a la tendencia de interpretar lo que el Papa quiso decir".

A días de su llegada a Chile, el 15 de enero, la Iglesia argentina cuestionó a quienes buscan "utilizar" a Francisco "pretendiendo representarlo" o "atribuyéndole posiciones imaginarias en función de sus propios intereses sectoriales" y advirtió sobre "lamentables tergiversaciones de su figura y sus palabras que llegan incluso a la injuria y la difamación" y que "sólo agrandan la división entre los argentinos".


Fuente: La Nación