Miércoles 24.05.2017

su ministerio es en Lahore, Pakistan

Premian a sacerdote y a imán en su lucha por la “armonía interreligiosa”

Trabajan juntos hace más de 20 años y viajan por el mundo para promover el diálogo islámico-cristiano. “Premios como este alimentan el valor y el trabajo diario para romper los muros del odio entre cristianos y musulmanes”, expresó el cura.
Comparte

Un premio por la forma en que construyen la armonía interreligiosa en el trabajo diario, una obra que es un ejemplo para todo el continente africano: con estas motivaciones la sección africana de la organización internacional “United Religions Initiative” ha galardonado con el “Premio a la armonía interreligiosa 2017” al sacerdote dominico James Channan y a Abdul Khabir Azad, imán de la mezquita real de Lahore, una de las más grandes de Asia.

Al ser entrevistado por la Agencia Fides, el padre James comenta: “Es un reconocimiento a la labor de promover el diálogo interreligioso en Pakistán y en todo el mundo y por promover una cultura de paz, justicia, reconciliación y diálogo. Premios como este alimentan el valor y el trabajo diario para romper los muros del odio entre cristianos y musulmanes, y para construir puentes de confianza y respeto”.

El padre Channan, que es director del “Peace Center” en Lahore y coordinador regional para Asia del Sur de la organización United Religions Initiative, trabaja en estrecha colaboración con Abdul Khabir Azad desde hace más de 20 años. Los dos han visitado numerosos países del mundo para promover el diálogo islámico-cristiano. “Doy gracias a Dios por el don de la vocación al sacerdocio y a la orden de los Dominicos porque me da la oportunidad de trabajar para este importante apostolado en Pakistán y en todo el mundo. Doy gracias a la Orden Dominicana porque sostiene todos mis pasos en este campo” dijo el padre Channan

Sobre la situación actual de Pakistán, que sufre el terrorismo, el sacerdote reitera su compromiso “en promover, junto con todos los hombres y mujeres de buena voluntad, la paz, la justicia, la armonía para hacer de Pakistán un país mejor donde todos los ciudadanos, de cada religión, puedan vivir pacíficamente y serenamente”.

Fuente: Agencia Fides