Miércoles 14.11.2018

UNIÓN ASTRONÓMICA INTERNACIONAL

Teoría del Big Bang: reconocen que es autoría de un sacerdote católico

Se trata del belga Georges Lemaitre, quien describió el fenómeno y lo publicó en 1927, dos años antes de la publicación de Edwin Hubble, a quien se le atribuía. En su homenaje, científicos cambiaron el nombre de la ley.
Comparte

La Unión Astronómica Internacional (IAU) reconoció que el autor de la teoría del Big Bang fue el sacerdote belga Georges Lemaitre. Más de tres mil científicos miembros de la IAU votaron por el cambio de nombre de la conocida como la Ley de Hubble por el de “Ley de Hubble-Lemaitre”, en reconocimiento del sacerdote católico que descubrió este fenómeno y lo publicó en 1927, dos años antes de la publicación de los hallazgos de Edwin Hubble.

“La ley de Hubble-Lemaître describe el efecto por el cual los objetos en un universo en expansión se alejan entre sí con una velocidad proporcionalmente relacionada con su distancia”, comentaron los científicos en un comunicado oficial de la IAU.

“Esta resolución fue propuesta para rendir homenaje a Lemaître y a Hubble por sus contribuciones fundamentales al desarrollo de la cosmología moderna”.

La propuesta de corrección del nombre fue aceptada por la comunidad de expertos después de un debate profundo en la XXX Asamblea General de la IAU, celebrada en Viena en agosto de 2018. Los científicos registraron un 78% de votos a favor y 20% en contra (2% se abstuvo de votar).

Según explicó la revista Science, el padre Lemaitre publicó en 1927 su solución a las ecuaciones de Albert Einstein en la que se evidenciaba que el universo no es estático, sino que en realidad se está expandiendo, basado en mediciones conocidas de las distancias de las galaxias y su velocidad. A pesar de ser el primer científico en notar estos hechos, la publicación de su artículo se realizó en francés y la revista científica en la que se incluyó no tenía suficiente difusión, por lo que muchos atribuyeron el descubrimiento a Edwin Hubble, astrónomo de Estados Unidos, quien publicó sus propias observaciones en 1929.

La resolución de la IAU incluso afirma que Hubble asistió a la tercera asamblea de la IAU en la ciudad de Leiden en 1928 y conversó con el padre Lemaitre sobre ciertas evidencias y métodos de observación de las galaxias, un año antes de publicar su propia investigación. El artículo del sacerdote fue traducido al inglés y publicado en 1931, pero el propio Lemaitre omitió la sección en la que calculaba la expansión del universo, “que claramente no es de interés actual”, y de esta manera evadió un posible escándalo dentro de la comunidad científica que hubiera resultado en el debido crédito por el hallazgo.

La IAU promovió el cambio de nombre de la ley para “rendir tributo tanto a Georges Lemaitre como a Edwin Hubble por sus contribuciones fundamentales al desarrollo de la cosmología moderna”, así como “honrar la integridad intelectual de Georges Lemaitre que le hizo valorar más el progreso de la ciencia que su propia visibilidad”.

Fuente: AICA