Ante cartas que ponen en duda su buena fe

Total respaldo al Papa del Instituto de Diálogo Interreligioso

A través de un comunicado, sus co-presidentes Guillermo Marcó, Omar Abboud y Daniel Goldman, expresaron su “cercanía” y “afecto inquebrantable” por Francisco, quien inspiró el IDI en Buenos Aires y los guió hacia la fórmula del diálogo.
Comparte

Ante las cartas públicas que ponen en duda la buena fe del Papa Francisco, el Instituto de Diálogo Interreligioso (IDI) de Argentina expresó su cercanía y apoyo al pontífice en “esta coyuntura en particular, donde es objeto de una campaña de desprestigio que nada dice del Papa y mucho de quienes la impulsan”.

A través de un comunicado, sus co-presidentes Guillermo Marcó, Omar Abboud y Daniel Goldman manifestaron su “afecto inquebrantable” por Francisco, quien inspiró el IDI en Buenos Aires y los guió hacia la fórmula del diálogo.

"En la esperanza y la firme convicción que la verdad siempre prevalece, manifestamos la cercanía y el afecto inquebrantable a nuestro inspirador, quien en la misión de impulsar el amor a la humanidad, nos guió hacia la fórmula del diálogo", sostuvieron.

Texto del comunicado
El Instituto de Diálogo Interreligioso de Argentina, entidad que tiene como misión promover el entendimiento de los hombres de fe, fomentar la convivencia pacífica y promover la cultura de encuentro, expresa su cercanía y apoyo al Santo Padre Francisco en esta coyuntura en particular, donde es objeto de una campaña de desprestigio que nada dice del Papa y mucho de quienes la impulsan.

La calumnia y la tergiversación son formatos de la mentira y la hipocresía, frecuentemente descriptas en los textos sagrados, ya que fueron padecidas por todos los profetas.

En la esperanza y la firme convicción que la verdad siempre prevalece, manifestamos la cercanía y el afecto inquebrantable a nuestro inspirador, quien en la misión de impulsar el amor a la humanidad, nos guió hacia la fórmula del diálogo.

Apelamos a un discernimiento de los hechos desde la realidad. Que por medio de la reflexión, la oración y la lectura nos llegue la sabiduría del tiempo para la palabra y del tiempo para el silencio.

"Ya hemos tenido mucho tiempo de degradación moral, burlándonos de la ética, de la bondad, de la fe, de la honestidad, y llegó la hora de advertir que esa alegre superficialidad nos ha servido de poco. Esa destrucción de todo fundamento de la vida social termina enfrentándonos unos con otros para preservar los propios intereses" (Papa Francisco, Laudato si’).

"Con las personas que no tienen buena voluntad, con las personas que buscan solamente la destrucción, incluso en las familias: silencio. Y oración” (Papa Francisco, misa matinal en Santa Marta).

Fuente: IDI