CELEBRACION EVANGELICA EN EL TEATRO COLON

Un concierto con mucha fe por una Argentina más fraterna

Por: María Montero

Líderes religiosos y personalidades de la sociedad civil festejaron los 500 años de la Reforma luterana.
Comparte

Más de 2.400 personas asistieron el pasado 4 de septiembre a la conmemoración delos 500 años de la Reforma de Lutero en el Teatro Colón, donde funcionarios, diplomáticos, representantes de diferentes credos y un ferviente público disfrutaron de una destacada propuesta musical.

Como parte de los diversos festejos que se realizan durante este año, la comunidad evangélica, que en nuestro país nuclea a 12 mil congregaciones, organizó el evento que inició con un breve discurso del presidente de la Nación, Mauricio Macri, destacando la importancia de recuperar los valores de la ética, la cultura del trabajo y la solidaridad en la Argentina. “Sobre todo el valor de comunicarnos y construir desde la verdad –señaló–, que es lo que genera confianza, lo que empieza a mover este maravilloso país que tiene tantas deudas pendientes y gente que está esperando por una oportunidad”. También recordó las expresiones del papa Francisco sobre el importante aporte de Lutero “al llevar la Palabra de Dios a millones de habitantes de este planeta”.

La Reforma, movimiento religioso cristiano iniciado por Martín Lutero en el siglo XVI que dio lugar al cisma de la Iglesia Católica, encuentra desde hace años un ambiente de reconciliación en los diferentes gestos del Papa tendientes a la unidad.

Uno de ellos fue en marzo de este año, cuando al recibir en el Vaticano a los participantes del Congreso Internacional de Estudios sobre el tema “Lutero 500 años después”, organizado por el Comité Pontificio de Ciencias Históricas, expresó su gratitud a Dios por los frutos del Espíritu Santo que “supera todas las barreras y transforma los conflictos en oportunidades para el crecimiento en la comunión”.

Durante el acto también el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, se dirigió al público: “Valoro muchísimo el trabajo de todos ustedes tanto desde lo religioso como desde la solidaridad –afirmó–, y el mensaje que proporcionan con sus acciones a la ciudadanía”.
Por su parte, Raúl Scialabba, representante de la Mesa Consultiva de Federaciones y Asociaciones Evangélicas de la República Argentina, integrada por ACIERA, ABA, FAIE Y FECEP, agradeció la presencia de ambos y aseguró que “el pueblo evangélico seguirá trabajando para poner su esfuerzo a favor de la paz, la justicia y la reconciliación de los argentinos”.

Sin duda, el momento más emotivo fue cuando sonó la Sinfonía no 5 de “la Reforma”, de Félix B. Mendelssohn, interpretada por la Orquesta Sinfónica Juvenil Nacional José de San Martín bajo la dirección de Mario Benzecry. Y cuando el Coro Polifónico Nacional, dirigido por Ariel Alonso, cantó el Magnificat, de Johann Sebastian Bach.


El evento contó con la presencia, además, del secretario de Culto de la Nación, Santiago de Estrada; el subsecretario de esa área, Alfredo Abriani; el director de Cultos de la CABA, Federico Pugliese; el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj, y el secretario general y de Relaciones Internacionales del Gobierno porteño, Fernando Straface.

La gala concluyó con himnos tradicionales evangélicos interpretados por el Coro Unido de la Reforma, dirigido por María Constanza Bongarrá; la Orquesta de Bronces del Ejército de Salvación, bajo la guía de Omar Pérez, y el concertista de piano Oscar Dressler.