El arzobispo de Caracas fue al templo para llevar tranquilidad

Un muerto y decenas de refugiados en una iglesia durante el referéndum en Venezuela

Grupos afectos al gobierno de Nicolás Maduro atacaron un punto de votación. La gente se refugió en la parroquia más cercana, sitio al que el arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, debió acudir para asegurar la salida sin riesgo de los votantes.
Comparte

La consulta popular celebrada este domingo para conocer la opinión de los venezolanos sobre la intención del gobierno de Nicolás Maduro de convocar a una asamblea constituyente dejó un saldo de incidentes entre las parcialidades afines al régimen y los ciudadanos que, convocados por la oposición y con apoyo de la Iglesia, se desplazaron a votar en los "puestos soberanos" de todo el país.

En Catia, una mujer de 61 años fue asesinada durante un ataque armado de colectivos oficialistas en contra del lugar de votación ubicado en la iglesia El Carmen. Otras tres personas resultaron heridas, mientras decenas de votantes debieron esconderse en el templo para salvar sus vidas.

Conocidos los hechos, el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas, se dirigió a la parroquia junto con efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) para llevar tranquilidad a quienes se habían resguardado allí del ataque perpetrado con armas de fuego y bombas lacrimógenas.

El cardenal estaba en la casa parroquial inicialmente; sin embargo, luego acudió a la iglesia. El ataque de los colectivos dejó un muerto y tres heridos, según información del Ministerio Público publicada por El Nacional.

Más tarde, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) informó que el cardenal Urosa había logrado salir a salvo de la iglesia El Carmen.

El plebiscito tuvo como objetivo conocer la opinión de los venezolanos ante la propuesta de asamblea nacional constituyente del presidente Nicolás Maduro, la posición política de los militares en el país y la posible realización de elecciones presidenciales o generales.

Más del 90% de los 7 millones de venezolanos que se acercaron a las urnas dijeron "sí" a las tres preguntas formuladas para la consulta popular.

Cada ciudadano debió responder si "rechaza y desconoce la realización de una asamblea nacional constituyente", si acaso "demanda a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional", y si ve con buenos ojos "que se proceda a la renovación de los poderes públicos " y la se realicen "elecciones para la conformación de un nuevo gobierno de unidad nacional".

Fuente: agencias