TRAS SU ENCUENTRO CON PATRIARCAS EN BARI

"Un signo elocuente de la unidad de los cristianos”, destacó el Papa

El pontífice dio gracias por el "día especial de oración y reflexión por la paz" en Medio Oriente. También tuvo un recuerdo para quienes viven en situaciones “trabajo indigno” en el mar.
Comparte

El papa Francisco dio gracias a Dios por su encuentro del sábado en Bari con los patriarcas de las Iglesias orientales, tras el rezo del Angelus ante la multitud reunida en la Plaza San Pedro.

El pontífice consideró que fue un "día especial de oración por la paz" en Medio Oriente Medio y una jornada que fue "un signo elocuente de la unidad de los cristianos".

En el Domingo del Mar, el Papa también tuvo un "recuerdo especial" para quienes viven en situaciones de "trabajo indigno" en el mar, así como para los que luchan contra la contaminación de los océanos.

Previamente, el Papa exhortó a los cristianos a esforzarse para abrir el corazón y la mente, “para dar la bienvenida a la realidad divina que viene a nuestro encuentro”.

Se trata, en definitiva, de tener fe: “la falta de fe es un obstáculo para la gracia de Dios”, afirmó Francisco.

Asimismo, señaló que muchos bautizados viven como si Cristo no existiera: los gestos y signos de fe se repiten, pero no corresponden a una verdadera adhesión a la persona de Jesús y a su Evangelio.

“Cada cristiano, está llamado a profundizar en esta pertenencia fundamental, tratando de atestiguarlo con una conducta coherente de vida, cuyo hilo conductor es la caridad”, agregó.

El Santo Padre, concluyó pidiendo, con la intercesión de la Virgen María, que el Señor ablande la dureza de los corazones y la estrechez de mentes, “porque estamos abiertos a su gracia, a su verdad y a su misión de bondad y misericordia, dirigida a todos, sin exclusión”.

Fuente: VR y agencias