en su declaración en el congreso

Zuckerberg se disculpó por censurar contenido católico

Dijo que Facebook "cometió un error" al vetar un aviso de una universidad franciscana. También docenas de páginas católicas fueron bloqueadas por contenido "inseguro para la comunidad". El ejecutivo dijo querer evitar todo tipo de sesgo.
Comparte

El CEO y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, compareció ante el Senado de Estados Unidos y se disculpó por el “error” de bloquear contenido católico en la conocida red social.

Zuckerberg, que el miércoles compareció ante la Cámara de Representantes, acudió al Senado el 10 de abril por el escándalo de violación de la privacidad de millones de usuarios de Facebook, y que habría sido utilizada para influenciar las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.

En su comparecencia de más de cinco horas, Mark Zuckerberg se disculpó y dijo que Facebook “cometió un error” al bloquear un aviso de una universidad franciscana que mostraba la cruz de San Damián, luego que la congresista por Washington, Cathy McMorris Rodgers, le preguntara sobre este caso.

Tras el bloqueo del aviso de la Universidad Franciscana de Steubenville, Facebook se disculpó y señaló que habían censurado el anuncio erróneamente. Al respecto, Zuckerberg dijo que hay una gran cantidad de anuncios que el equipo de su compañía revisa constantemente, por lo cual, “no extrapolaría de unos pocos ejemplos el hecho de que todo el sistema tenga un sesgo”.

El CEO de Facebook lamentó no haber “considerado ampliamente nuestra responsabilidad” para evitar el uso de herramientas dañinas, de manera particular en lo que se refiere a “noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones, y discurso de odio, así como a desarrolladores y privacidad de datos”.

Por otra parte, el senador Ted Cruz cuestionó a Zuckerberg sobre un posible sesgo contra cierto contenido religioso y político, precisando que Facebook “ha bloqueado más de dos docenas de páginas católicas” y contenido conservador, “tras determinar que dicho contenido eran, y cito, ‘inseguros para la comunidad’”.

En julio de 2017, 25 páginas de inspiración católica fueron bloqueadas por Facebook. Entre ellas había al menos 21 páginas brasileñas y 4 en inglés, administradas por personas de Estados Unidos y África, con llegada a millones de usuarios.

Cruz preguntó a Zuckerberg si es que algún contenido de Planned Parenthood –la trasnacional del aborto más grande del mundo– había sido removido alguna vez. El CEO de Facebook indicó que no sabía si eso ha sucedido.

“Facebook en la industria tecnológica está ubicado en Silicon Valley, que es un lugar extremadamente de izquierda”, dijo Zuckerberg, e indicó que busca asegurarse “que no tengamos ningún tipo de sesgo”.

Cuando el senador Ben Sasse le pidió que defina la frase “discurso de odio”, Zuckerberg respondió que “esa es una pregunta muy difícil”, y reiteró que seguirá en sus esfuerzos para evitar que se difunda el odio y la violencia.

“Hay varias perspectivas apasionadas sobre el tema del aborto en este panel hoy. ¿Se imagina un mundo en el que usted pueda decidir que los provida tienen prohibido hablar sobre su postura ante el aborto en su contenido, en su plataforma?”, cuestionó Sasse a Zuckerberg.

A la pregunta, el CEO de Facebook contestó: “Ciertamente no quiero que ese sea el caso”. Agregó que un cambio hacia el uso de la inteligencia artificial para “revisar proactivamente el contenido” podría crear “muchos cuestionamientos sobre las obligaciones que quisiéramos que las compañías cumplan”.

Zuckerberg se disculpó en varias oportunidades por el escándalo de filtración de la privacidad de unos 87 millones de usuarios, cuyos datos fueron “compartidos inapropiadamente” y usados por la empresa Cambridge Analytica para influir en las elecciones de 2016.

Sobre el tema de la privacidad, el senador Dick Durbin preguntó a Zuckerberg si se sentiría cómodo compartiendo el nombre del hotel en el que se alojó la noche anterior o los nombres de las personas a quienes envió mensajes en esta semana.

Cuando el CEO de Facebook respondió que no, Durbin le dijo: “Creo que de eso se trata todo esto: Tu derecho a la privacidad, los límites de tu derecho a la privacidad y cuánto estás dispuesto a mostrar en el Estados Unidos moderno en el nombre de, y cito, ‘conectar a la gente en el mundo’”.


Fuente: ACI