Entre el cielo y la tierra

La deuda social interpela cada vez más a los políticos

Por: P. Guillermo Marcó

Desde la vuelta a la democracia, hace 38 años, la pobreza creció enormemente. La dirigencia política debería dejar de lado sus ambiciones personales y las peleas estériles y trabajar mancomunadamente para bajarla.
Comparte

Los datos son concluyentes. De acuerdo con un trabajo de Agustín Arakaki, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), basado en el INDEC, en 1974 la pobreza era del 4,6 %. Según la última medición de la UCA, roza el 44 %.  En aquel año la Argentina registraba una tasa de desocupación del 2,7 por ciento, según el trabajo de  los investigadores Oscar Altimir y Luis Beccaria titulado “El persistente deterioro de la distribución del ingreso en la Argentina” (2001), basado también en estadísticas oficiales del INDEC. Cifras similares se registraban hacia principios de la década del 80, cuando comienza un franco deterioro en este y otros indicadores.

De acuerdo con el libro del ex director en la YPF Eduardo Basualdo, Estudios de historia económica argentina, desde mediados del siglo XX a la actualidad (2006), el desempleo evoluciona de poco menos del 3% en 1980 hasta llegar 7% en 1989. Según cifras del INDEC del cuarto trimestre de 2014, la desocupación alcanzaba al 6,9% y la subocupación es del 9,1% de la población económicamente activa, cifras prácticamente idénticas a las del último año del gobierno de Raúl Alfonsín.

En el documento “Iglesia y comunidad Nacional”, que data de 1981,  los obispos señalaban algunos de los problemas de aquel entonces. En el campo económico aparecen las dificultades cada vez mayores que encuentra nuestro pueblo para satisfacer sus necesidades vitales, es decir, de alimentación, vivienda digna, salud y educación. La sucesivas administraciones de distinto signo político solo empeoraron esos indicadores.

Todos recordamos la épica frase: de Alfonsín en su campaña: “con la democracia se come, se educa y se cura”. Treinta y ocho años después  de aquellas memorables palabras la sensación es que, si bien la democracia es el menos malo de los sistemas políticos, de la mano de los políticos argentinos, no curó, ni educó, ni tampoco contribuyó a resolver el problema del trabajo, la producción y, por añadidura, el hambre.

En la actualidad, además, los jóvenes que se reciben en nuestra bien amada UBA desean irse del país. Y los que no estudian ni trabajan, el narcotráfico, que reina campante en las villas y barriadas pobres, los atrapa en el consumo de drogas y les ofrece plata fácil con el narcomenudeo.

El tiempo que estamos viviendo debería llevar a la clase política a una seria reflexión. Sus peleas estériles,  su incapacidad para resolver problemas que resolvieron otros políticos en la mayoría de los países, nos llevó a estos niveles de desocupación, pobreza e ignorancia nunca vistos en la Argentina, un país que, desde fines del siglo XIX y hasta mediados del XX,  no paraba de crecer.

Mas que emocionarse con el discurso de Esteban Bullrich y aplaudirlo de pie, los senadores deberían hacer lo que él les propuso: llegar a consensos básicos en cuestiones clave para sacarnos de este pozo. No basta pelearse por puestitos en el Senado o proponer leyes que no figuran en las prioridades de la gente. ¿O acaso creen que hacer legal la eutanasia será la solución para los jubilados que después de trabajar la vida entera sobreviven con un ingreso miserable y andan medigando a su familia? ¿O que la ley de etiquetado solucionará el hambre en la Argentina?

Tenemos problemas graves. Si los políticos creen que pueden solucionarlos y se empeñan en ello los seguiremos votando con la esperanza de que algún día eso suceda. ¡Que el tiempo de Navidad se convierta en una oportunidad para que trabajen unidos por el bien común!

El Video del Papa: Francisco reza por la libertad religiosa

ENCUESTA DEL MES

¿Cómo considera las recientes agresiones a la fe enmarcadas en expresiones artísticas?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

Nuevos Enigmas de la Biblia 3 – Ariel Álvarez Valdés – Editorial PPC

Nuevos Enigmas de la Biblia 3 – Ariel Álvarez Valdés – Editorial PPC

La interpretación del texto sagrado desde nuevos estudios bíblicos

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

Una selección de textos, discursos y homilías de Jorge Bergoglio

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

Una reflexión filosófica sobre la educación y el rol de los educadores

ARTÍCULOS RECOMENDADOS