Miércoles 22.01.2020

Las expectativas frente a un nuevo año

Por: Raúl Rocha Gutiérrez

Comparte

Estamos comenzando un nuevo año en una sociedad que enfrenta varias dificultades, varias de ellas de una notable gravedad. Y sólo Dios sabe con certeza que es lo que va a suceder a lo largo del 2020, ya que – como les dijeron los líderes a los miembros del pueblo de Israel que estaban por cruzar el río Jordán para conquistar la tierra prometida (según el libro bíblico conocido como Josué, capítulo 3, versículo 4) – nunca antes hemos pasado por este “camino”.

Por eso, será conveniente que todos los habitantes del suelo argentino que nos identificamos con la fe judeocristiana en sus distintas variantes y que, por lo tanto, aceptamos la autoridad espiritual del libro bíblico citado; pero también aquellos que profesan otros credos, y aún los que no adhieren a una religión determinada y que, sin embargo, aprecian la importancia de los principios éticos, podamos decirle sí a la exhortación que figura en el siguiente versículo del texto citado (“Purifíquense, porque mañana el Señor hará maravillas en medio de ustedes”, “La Biblia Hispanoamericana. Traducción Interconfesional). De tal manera que, con la expectativa de que nos irá mejor así (en el caso de los creyentes con la convicción de que esto se debe a la obra de Dios en nuestra vida), nos decidamos a vivir guiados por la  limpieza espiritual.

Una limpieza espiritual que implique decirle no a todo tipo de corrupción, que constituye la raíz de muchos de los problemas que enfrentamos los argentinos en nuestra vida diaria. Ya que, si bien es cierto que es mayor la responsabilidad de los miembros de los tres poderes del Estado, de los empresarios, de los docentes, y de los líderes políticos, sindicales y religiosos, todos los ciudadanos podemos contribuir a una Argentina mejor, donde la corrupción se reduzca a su mínima expresión.

Más de una vez nos vemos tentados a sumarnos al generalizado mal actuar de nuestros conciudadanos, recurriendo a la máxima popular que sostiene que “una golondrina no hace verano”. Lo que significa que dudamos en cuanto a que nuestro buen proceder obtenga resultados positivos concretos. Sin embargo, en la medida en que cada uno de los argentinos asumamos la responsabilidad de evitar males morales como la deshonestidad, las coimas y la especulación financiera, estaremos sumando esfuerzos cuyos frutos pueden llegar a sorprendernos. De allí que una buena preparación espiritual, en el sentido más amplio del término, nos puede ayudar a un buen 2020.

* El autor es pastor evangélico. Doctor en Teología y en Ciencias Sociales.

El Papa inicia la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

ENCUESTA DEL MES

¿Qué le pareció la película "Los dos Papas"?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

Abrazos que cambian la historia - Comp. Marco Gallo y Ricardo Elía - UCA y Centro Islámico

Abrazos que cambian la historia - Comp. Marco Gallo y Ricardo Elía - UCA y Centro Islámico

Las relaciones islamo cristianas en el pontificado del Papa Francisco se han acelerado como nunca antes en el pasado

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Herramientas para que los adultos puedan responder ante este delito

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

Una selección de textos, discursos y homilías de Jorge Bergoglio

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

Una reflexión filosófica sobre la educación y el rol de los educadores