Entre el cielo y la tierra

La tranquilidad de poder contar con Dios

Por: P. Guillermo Marcó

El mundo atraviesa turbulencias. En la Argentina las tribulaciones son sobre todo económicas. Pero Santa Teresa de Jesús nos dice que quien tiene al Señor nada le falta.
Comparte

Los tiempos que vivimos están cruzados por la incertidumbre. Los argentinos tenemos poca paz.  Pero no somos los únicos en este planeta. Basta asomarse al resto del mundo para apreciar también un panorama poco tranquilizador: incendios en el Amazonas, guerra comercial entre Estados Unidos y China, gente muriendo en el Mediterráneo por querer alcanzar el continente Europeo, la pelea por el Brexit en Gran Bretaña, huracanes en el paraíso vacacional del Caribe, solo por nombrar algunas de las controversias y calamidades que pueblan las imágenes de nuestros noticieros.

En la Argentina la inquietud está muy vinculada a la economía y últimamente a la situación del sistema financiero. Es que la inflación te devora el salario como tantas veces ocurrió en las últimas décadas . Y si habías puesto tu seguridad en el dinero, de pronto los bancos -otra vez- se vuelven inseguros, por lo menos en la extendida percepción de la gente. ¿A dónde acudir entonces?

En tiempos turbulentos puede servirnos rezar una oración que compuso Santa Teresa de Jesús:

“Nada te turbe, nada te espante. Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene nada le falta. Sólo Dios basta”.

Esta es la versión breve, porque Santa Teresa también redactó una versión mas larga:

“Eleva el pensamiento, al cielo sube. Por nada te acongojes. Nada te turbe. A Jesucristo sigue con pecho grande y venga lo que venga, nada te espante.

“¿Ves la gloria del mundo? Es gloria vana; nada tiene de estable. Todo se pasa.

“Aspira a lo celeste, que siempre dura. Fiel y rico en promesas, Dios no se muda.

“Ámala cual merece Bondad inmensa, pero no hay amor fino.

“Con confianza y fe viva mantenga el alma, que quien cree y espera Todo lo alcanza.

“Del infierno acosado aunque se viere, burlará sus furores.

“Quien a Dios tiene. Vengan los desamparos. Cruces. Desgracias. Siendo Dios su tesoro, nada le falta.

“Id, pues, bienes del mundo; id, dichas vanas; aunque todo lo pierda, sólo Dios basta”.

Es bueno recordar en qué contexto escribió esta oración Teresa. Ella nació en Ávila en 1515 y murió en Alba de Tormes, 1582. Luchando consigo misma llegó a decir a su padre que deseaba ser monja. Dado su carácter ella creía que el decirlo bastaría para no volverse atrás.

En recia oposición, sin embargo, Teresa dejó la casa paterna y entró el 2 de noviembre de 1536 en el convento de la Encarnación. A poco de ingresar su estado de salud, que era delicado, empeoró. Padeció desmayos, una cardiopatía no definida y otras molestias.

Ya siendo monja fue beneficiaria de numerosas gracias espirituales y mensajes de Jesús en los que este le sugería refundar su orden. Pocos le creyeron. Tuvo que soportar sospechas y persecución. Con vocación  contemplativa, su vida transcurrió no obstante fundando conventos:  fueron en total 16.
Fue denunciada ante la Inquisición y debió soportar un proceso en el que  terminó absuelta.

Es por todo eso que su oración me resulta atractiva. Supo elevar su pensamiento por encima de la incomprensión de sus contemporáneos y seguir a Jesús con pecho grande, sin achicarse ante las dificultades y la incomprensión de propios y ajenos.

A pesar de andar de casa en casa recorriendo los inseguros caminos en carreta en el siglo XVI, descubrió a Dios en su interior. Por eso, el Señor “no se muda”, ni tampoco cambia de parecer u opinión.

Teresa descubre en medio de las persecuciones, cruces y desgracias que puede perderlo todo, pero teniendo a Dios “nada le falta”.

Los bienes espirituales son gratuitos, están al alcance de todos. Sin embargo, corremos detrás de “otros bienes” pensando que nos darán paz, cuando solo nos causan inquietud.

Es particularmente bueno tenerlo en cuenta en estos momentos de nuestra querida Argentina.

Mons. Ojea convoca a la jornada de reflexión sobre la trata

ENCUESTA DEL MES

¿Considera que los llamados de la Iglesia a la responsabilidad de los dirigentes ante la crisis son escuchados?

Ver los resultados

SU FE EN IMÁGENES

Envíenos una foto de un hecho religioso que protagonizó a lectores@valoresreligiosos.com.ar

NOVEDADES

130 pensamientos diarios para los jóvenes - Víctor M. Fernández- Editorial Claretiana

130 pensamientos diarios para los jóvenes - Víctor M. Fernández- Editorial Claretiana

Mediante la exhortación apostólica el Papa trae aliento y esperanza a los jóvenes

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Abuso sexual infantil - Inés Frank, Paula Nesa, P. Folonier - Editorial Bonum

Herramientas para que los adultos puedan responder ante este delito

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

El pensamiento social y político de Bergoglio y Papa Francisco - Marco Gallo - Edit. Eucasa

Una selección de textos, discursos y homilías de Jorge Bergoglio

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

El diálogo como actitud pedagógica -Eduardo Molino- Editorial Paulinas

Una reflexión filosófica sobre la educación y el rol de los educadores