Domingo 14.04.2024

ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA

2020: Un año para renovar la fe

Por: P. Guillermo Marcó

Ante una serie de conmemoraciones. En Buenos Aires comenzó el Año Jubilar por los 400 años de la diócesis, que incluirá un sínodo. En abril se cumplirán 500 años de la primera misa en suelo argentino.
Comparte

A lo largo de estos últimos años se sucedieron numerosos encuentros preparando el sínodo que se hará el año que viene en la arquidiócesis de Buenos Aires. Será en el marco del Año Jubilar por los 400 años de la creación de la diócesis porteña. Frente a la compleja realidad que nos toca evangelizar, el arzobispo, cardenal Mario Poli, propuso un camino sinodal para conocer de cerca -en un proceso de escucha- las realidades de los fieles y sus comunidades en la gran ciudad. “Ellos son los que en el ritmo cotidiano de la evangelización toman el pulso a los desafíos urbanos de la gente, comparten sus alegrías y sufrimientos y llevan el consuelo de la fe a todos”, consideró.

El Año Jubilar comenzó con una celebración que presidió el cardenal en la parroquia Nuestra Señora de Buenos Aires el 30 de noviembre, primer domingo de Adviento. Se inició en el atrio con el encuentro de las imágenes de los patronos de la arquidiócesis: Nuestra Señora de Buenos Aires y San Martín de Tours. En la ocasión, el arzobispo destacó los objetivos de este tiempo: “Hacer memoria agradecida de nuestras raíces, para celebrar la diversidad cultural que nos ofrece la ciudad, para dar gracias porque mirando la historia comprendemos el presente, para renovar las fuerzas que nos permitan salir al encuentro de nuevas realidades humanas que nos toca evangelizar”. Y señaló que se celebra “el camino recorrido, para seguir soñando y construyendo juntos, en sinodalidad, la Iglesia que queremos”.

El Año Jubilar pretende vincular el sínodo arquidiocesano con la evangelización. Por eso, se tomó como consigna “Caminamos juntos para renovar la misión”. Durante la misa, junto con las ofrendas del pan y el vino, fueron llevados al altar un mapa de la arquidiócesis y el documento preliminar del sínodo.

A lo largo del Año Jubilar habrá tres momentos: la Asamblea Sinodal Junio-julio); una celebración misionera y la Misión Arquidiocesana (setiembre), y otra festiva-religiosa (octubrenoviembre), que congregará a las distintas manifestaciones de fe y devociones a la Virgen y los santos presentes en la arquidiócesis. Se espera una gran concentración popular.

Por otra parte, el 1º de abril, se cumplirán los 500 años de la primera misa celebrada en lo que luego sería territorio argentino. Fue en 1520 en el actual Puerto San Julián, provincia de Santa Cruz. Ese día era Domingo de Ramos. La orden de oficiarla fue impartida por Hernando de Magallanes y el celebrante fue el sacerdote español, nacido en Écija, Pedro de Valderrama. Estos hechos, “tan distantes y tan distintos”, nos traen a la memoria lo que somos y creemos como católicos en este sufrido y esperanzado país, afirmaron los obispos.

En 2020 se cumplirán también los 400 años del hallazgo de la Virgen de Valle, la Virgen Morenita de Catamarca. En este marco, se está organizando para abril el Congreso Mariano Nacional, con la participación de representantes de todas la diócesis. Habrá, además, en septiembre, un congreso de mariología. Muchas alegrías para renovar la fe en el próximo año.