Espera un pronto trámite legislativo

Aborto: El Ejecutivo cursa proyecto sin tener los votos en el Senado

Alberto Fernández mandó el texto que busca habilitar el aborto hasta las 14 semanas, junto con otro conocido como "de los 1.000 días". La Iglesia y los evangélicos de ACIERA ya advirtieron sobre la "inoportunidad" en plena crisis sociosanitaria.
Comparte

El presidente Alberto Fernández anunció este martes la presentación del proyecto del Poder Ejecutivo sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Congreso, pese a que el oficialismo no tiene los votos suficientes en el Senado y la discusión en Diputados se estima pareja aunque con más posibilidades de ser aprobada.

En un mensaje grabado, el presidente aseguró que "el Estado no debe desentenderse" al anunciar el envío del proyecto de ley para legalizar el aborto y el plan de los 1.000 días para cuidar a las madres y a sus hijos en la primera etapa.

"Siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo", expresó el mandatario, quien además remarcó que "el Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades".

A través del mensaje en Twitter, Fernández llamó al "diálogo franco" y al "respeto" en su tratamiento al asegurar que de esa manera cumple con el compromiso asumido durante la campaña electoral y al momento de asumir la presidencia. Además, le sumó a su video el hashtag #QueSeaLey, que se usa en las redes para expresar el respaldo a la legalización del aborto.

Ante la versión de que habrá un nuevo debate sobre el aborto legal, la Iglesia afirmó recientemente que enviar en este tiempo de pandemia la iniciativa legal sería “insostenible” e “inoportuno” y generaría otro factor de división en una sociedad ya muy lacerada. Los evangélicos de ACIERA se pronunciaron en igual sentido.

Fuentes gubernamentales indicaron que los detalles de la iniciativa, que permitiría el aborto hasta las 14 semanas, fueron analizados por el propio mandatario el pasado fin de semana.

En 2018, cuando Diputados dio una ajustada media sanción, el Senado frenó la ley por 38 votos contra 31.

Dos años después quienes impulsan la legalización del aborto no sumaron mucho más a pesar del último recambio electoral. Contando estrictamente uno por uno serían 35 celestes y 32 verdes. Un ausente, José Alperovich (de licencia por una causa de violencia de género) que se descuenta a los “pro vida” y cuatro indecisos.

Los que aún no dicen qué votarán son Stella Maris Olalla, de la UCR de Entre Ríos; Lucila Crexell, del Movimiento Popular Neuquino, que está en una posición intermedia; Darío Kueider, del Frente de Todos de Entre Ríos; y Roberto Mirabella, del oficialismo de Santa Fe, que presentó su propio proyecto y se paró en el “ni”: si bien no se abstendrá, sólo votaría a favor con ciertas condiciones.

De todas maneras, el proyecto del Ejecutivo iniciará su debate en Diputados, donde la votación tampoco será fácil. El voto a favor está arriba por unos 121 contra 106. Sergio Massa, presidente del cuerpo, buscó mostrarse ecuánime y ya recibió a los colectivos de la campaña por el aborto y también a la unidad “provida”.

La semana pasada, Vilma Ibarra, secretaria Legal y Técnica del gabinete y quien estuvo al frente de la redacción del proyecto oficial de IVE, confirmó que se presentaría en el Congreso a la brevedad y que sería tratado.

El presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, les había asegurado a referentes de la "Campaña por el Aborto" que el Congreso no cierra este verano y que había tiempo para tratar los proyectos tanto del Ejecutivo como el que propone ese movimiento, presentado por octava vez en mayo de 2019 y que aún cuenta con estado parlamentario.


Fuente: VR y agencias