Domingo 14.07.2024

El Papa condena la pederastia eclesial

Abusos: "No se puede aceptar ningún silencio ni encubrimiento"

"Esto no es negociable", dijo el pontífice ante quienes trabajan para la Iglesia italiana en la prevención y protección de menores y vulnerables. Recordó que el dolor de las víctimas, debe llevar a "hacer todo lo posible para que el abuso no se repita".
Comparte

El Papa Francisco aseguró este sábado que no se puede aceptar "ningún silencio ni encubrimiento" sobre los abusos en la Iglesia y exhortó a "perseguir el esclarecimiento de la verdad y el restablecimiento de la justicia dentro de la comunidad eclesial" incluso en los casos en los que no se haya cometido un delito.

"Ningún silencio u ocultación puede ser aceptado sobre el abuso. Esto no es negociable", dijo el pontífice durante una audiencia a los asistentes al encuentro de servicios y centros territoriales de escucha para la protección de menores y de los más vulnerables promovido por la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).

Según un informe publicado este jueves, el segundo desde que los obispos italianos pusieron en marcha una operación de transparencia, la CEI recibió 54 denuncias de presuntos casos de abusos sexuales cometidos por 32 personas relacionadas con la Iglesia a tenor de los datos recogidos en 2022 en los centros puestos a disposición.

Para Francisco "es importante perseguir la verificación de la verdad y el restablecimiento de la justicia dentro de la comunidad eclesial también en aquellos casos en que ciertas conductas no sean consideradas como delito por la ley del Estado, pero sí por la normativa canónica".

Para "prevenir las oportunidades del mal" se requiere "una actividad de formación constante, dirigida a difundir sensibilidad y atención a la protección de los más vulnerables", que es "importante también fuera de nuestro mundo eclesiástico", explicó.
Porque "según las estadísticas mundiales, entre el 42 y el 46% de los abusos ocurren en la familia o en el barrio. Cállate, cubre todo: tíos, abuelos, hermanos, todo. . . Luego el mundo del deporte, en las escuelas, etc.".

Francisco también destacó que "escuchar a las víctimas es un paso necesario para fomentar una cultura de prevención" porque "sólo escuchar del dolor de las personas que han sufrido estos terribles crímenes abre a la solidaridad y empuja a hacer todo lo posible para que el abuso no se repita".

El papa apreció la labor de los centros de protección de menores y de escucha y les advirtió de "algo muy malo que está pasando, las películas pornográficas que usan a los niños" y "que se está extendiendo en los teléfonos móviles".

"Sigan haciendo todo lo posible para que todos los que han sido heridos por la plaga de los abusos pueden sentirse libres de dirigirse con confianza a los centros de escucha, encontrando la acogida y el apoyo que puedan curar sus heridas y renovar la confianza traicionada", les pidió.

Según el informe de la CEI sobre los abusos, casi todas las denuncias se refieren a casos presenciales (29), tres a través Internet y la mayoría ocurrieron en la parroquia (17 de 29); la edad de las presuntas víctimas en el momento de los hechos se concentra en el rango de edad de 15 a 18 años (25 de 54) y principalmente fueron mujeres (44).

De estas denuncias se refieren el 56,8 % a casos del pasado y el 43,8 % a hechos referidos a 2022.

El informe arrojó también que no todas las diócesis italianas han activado centros de escucha para combatir los abusos pues por ahora la Iglesia italiana ha puesto en marcha 108 centros de escucha creados para 160 diócesis, mientras que son 206 diócesis las que hay en italia.

Fuente: EFE