sin precedentes desde 1810

El presidente seguirá el tedeum desde la residencia de Olivos

El Gobierno -que es quien pide el oficio- acordó esa inédita modalidad con la Iglesia. Las partes consideran que es una forma respetuosa de las restricciones impuestas por la pandemia. El cardenal Mario Poli lo presidirá y pronunciará la habitual homilía.
Comparte

Sergio Rubín

En un hecho sin precedentes en los 210 años en que se realiza el tedéum por el 25 de mayo en la catedral de Buenos Aires, el presidente Alberto Fernández lo seguirá por televisión desde la residencia de Olivos debido a la cuarentena por el coronavirus, confirmaron este viernes a Clarín fuentes seguras.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, presidirá prácticamente en soledad el oficio, solo acompañado por algunos de sus obispos auxiliares y del rector de la catedral, ya que no se permitirá el acceso de nadie, además de que pronunciará la habitual homilía.

La inédita modalidad fue acordada entre el Gobierno –que es quien le pide a la Iglesia desde siempre la realización del tedeum- y el arzobispado de Buenos Aires en base al criterio de respetar las restricciones que rigen en la ciudad a raíz de la pandemia.

Si bien en el interior está autorizado ir a los templos para un rezo individual o recibir asistencia personal –e incluso en Misiones se permite la misa con limitaciones- en la Capital Federal y el gran Buenos Aires no se permite que estén abiertos.

En la Iglesia se constataba conformidad con la fórmula adoptada por ser respetuosa de las normas sanitarias de excepcionalidad vigentes y por estar en línea con la actitud que asumió el Papa Francisco ante situaciones similares.

El tedeum –el primero fue pedido por los cabildantes el 25 de mayo de 1810 en gratitud por la proclama revolucionaria- es una acción de gracias a Dios por la patria que generalmente oficia el arzobispo porteño.

La catedral metropolitana es su escenario natural, pero durante su presidencia Néstor Kirchner lo llevó a templos del interior, disconforme con las homilías del entonces arzobispo, el cardenal Jorge Bergoglio, que juzgaba críticas hacia su gestión.

El tedeum comenzará a las 9.30 y será transmitido por la TV Pública. No se permitirá el acceso a periodistas.

Fuente: Clarín y VR